El joven 'Modelo' que compró al Santos

Alejandro Irarragorri busca diversificarse con hotel y zona comercial en Territorio Santos Modelo; hasta 2012 era empleado de la cervecera y hoy es uno de los dueños más jóvenes de la liga mexicana.
alejandro irarragurri  (Foto: Carlos Aranda)
Carlos Martínez y Marco Núñez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Alejandro Irarragorri, el nuevo dueño del club de futbol Santos Laguna. busca diversificar su negocio más allá del balompié. Quiere construir un hotel y una zona comercial en el Territorio Santos Modelo, pero antes debe demostrar que puede administrar al quinto equipo de futbol más popular de México y generar ganancias sin ser parte de la cervecera Grupo Modelo.

"No entiendo por qué ven al futbol tan distinto de un negocio, la única diferencia es que se juegan 90 minutos", dice Irarragorri, ex empleado de Modelo, a la edición del 13 de septiembre de 2013 de la revista Expansión.

Para lograr su objetivo necesita mucho dinero y a diferencia de otros dueños de equipos como Emilio Azcárraga del América; Ricardo Salinas Pliego de Monarcas, y Carlos Slim, accionista de cuatro clubes, no tiene un negocio alterno que pueda usar para financiar su proyecto deportivo Quizás eso lo ayude a lograr una administración más profesional que si fuera simplemente un fanático con dinero.

¿Cómo compró al Santos?

En 2012 Iragorri trabajaba en Modelo. Se desempeñaba como vicepresidente deportivo del grupo y presidente de Consejo de Santos Laguna. Durante siete años había laborado en el corporativo.

A mediados de ese año conoció la noticia de la venta de Modelo a la belga ABInBev y supo también que los nuevos dueños venderían al Santos Laguna. Esto lo impulsó a querer comprar el club.

"Si no lo hubiéramos logrado, nuestra renuncia estaba implícita", dice Irarragorri a Expansión.

En junio de 2013 AB InBev concretó la compra del 50% que no poseía de Grupo Modelo por 20,100 millones de dólares (mdd). El nuevo director general, el brasileño Ricardo Tadeu, indicó que la prioridad era la cerveza y no un equipo de futbol.

Iragorri comenzó a buscar posibles socios, convencer a patrocinadores y pedir dinero prestado para crear la empresa Orlegi Deportes, que desde agosto se encarga de administrar al equipo y el Territorio Santos Modelo (TSM), complejo ubicado en Torreón, Coahuila, que alberga al estadio Corona del club, una escuela de futbol, un estudio de televisión y hasta la Parroquia de Todos los Santos.

Durante el proceso, el ex ejecutivo de Modelo convenció a la minera Peñoles, a la productora de leche Lala y a la cadena de tiendas Soriana de extender sus contratos de patrocinio con el equipo por cinco años más.

Estas tres empresas le pagan a Santos unos 12 mdd al año en patrocinios. Es casi un cuarto de los 50 mdd que factura el club al año, según estima Rogelio de la Roa, director de Dreamatch Solutions, una empresa mexicana que crea y administra marcas deportivas.

Irarragorri, que entonces todavía trabajaba para Modelo, usó esos contratos como garantías para solicitar un préstamo bancario y así terminar de juntar el dinero.

El nuevo dueño de Santos estima que 60% de los ingresos del equipo provienen de los patrocinadores, de entre los que se encuentran el mismo Grupo Modelo, que ahora sólo mantiene su apoyo con patrocinios.

Ahora él y sus socios están enfocados en incrementar el valor del equipo. Ya convencieron a la cervecera mexicana de extender hasta 2024 su patrocinio al club. Esto les asegura otros 5 mdd de ingresos al año.

También extendieron su contrato con TV Azteca, aunque ni Orlegi Deportes ni la televisora revelaron el monto y la duración del acuerdo.

Irarragorri, el novato del año

Alejandro Irarragorri pasó de ser un empleado de Grupo Modelo a convertirse en el novato del círculo de dueños del futbol mexicano

Cuando se anunció la compra en agosto de 2013, el ex ejecutivo de 42 años de edad se convirtió en el tercer dueño más joven de un equipo de la liga mexicana junto a Jorge Hank Rhon Jr., de los Xolos de Tijuana, y Jesús Martínez Jr,. del Club León. 

Aunque no quiso revelar cuánto pagó por el Santos Laguna, directivos de otros equipos, expertos en marketing deportivo y promotores estiman que el club no vale menos de 450 mdd.

"Hoy es uno de los equipos más importantes de México", dice Guillermo Lara, un empresario que se dedica a comprar y vender jugadores, y comercializar los derechos de televisión de partidos de exhibición.

La compra del Santos Laguna no fue fácil, el futbol es un negocio riesgoso que depende de patrocinios y publicidad: dos áreas que las empresas suelen recortar en época de crisis, según la consultora global Deloitte.

La mala fama del negocio poco transparente que representa el deporte y la inseguridad que aún azota a Torreón, sede del TSM en Coahuila, también fueron factores a considerar para los potenciales socios.

Sólo seis decidieron apoyar al joven empresario: José Miguel Martínez, Manuel Portilla, José Alfredo Jiménez y Juan José Riestra, quienes trabajan con él en la vicepresidencia deportiva de Modelo. Otro más, Alberto Canedo, trabajaba en Santos Laguna.

El sexto, es su hermano Juan Francisco, quien trabajó para TGC Comercial, la empresa que desarrolló el plan maestro del TSM.

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×