Más poder para el ejecutivo verde

-
John Davies, VP Senior Analyst, GreenBiz Group

Los directores de las divisiones de sustentabilidad de las grandes compañías deben prepararse, pues, a partir de este año, sus responsabilidades crecerán.

En el pasado, los temas ambientales, sociales y filantrópicos eran funciones diferentes. Ahora hay un responsable único para las tres áreas, cuya meta es generar estrategias que creen sinergia entre los tres temas. Como consecuencia, los equipos de trabajo del área de sustentabilidad son cada vez más grandes y los directores de sustentabilidad son más cercanos a los líderes de primer nivel.

Todas las compañías que han demostrado liderazgo en sustentabilidad tienen un ejecutivo cuyo trabajo de tiempo completo es asegurarse de que los programas se ejecuten eficientemente.

Recientemente, preguntamos a empresas grandes de todo el mundo en qué año crearon su primer cargo enfocado exclusivamente a la sustentabilidad. Tuvieron que pasar ocho años, de 1995 a 2003, para que el número de compañías con ese puesto se duplicara, pasando de 30 a 60. En menos de cinco años se repitió el fenómeno y en 2008 ya eran 120 empresas. Dos años después, más de 240 compañías tenían por lo menos a una persona enfocada de tiempo completo a la sustentabilidad.

Sin embargo, en los últimos cuatro años, el crecimiento se desaceleró y sólo 91 empresas crearon una Dirección de Sustentabilidad.

La mayor parte de las compañías encuestadas (94%) tiene un presupuesto para la sustentabilidad de 10 mdd o menor. Pero esta métrica puede ser engañosa. Para alcanzar las metas, a menudo el Departamento de Sustentabilidad se apalanca con el presupuesto de otras operaciones como Manufactura, Suministros o Mercadeo. La verdadera victoria está en que estos proyectos ayuden al grupo a alcanzar sus metas globales.

Para lograrlo, es importante identificar y reclutar al ejecutivo indicado. El perfil ideal es el de un líder con una curiosidad inmensa y una mente ágil y capaz de zambullirse en temas novedosos. Debe estar dispuesto a explorar territorios nuevos y ser capaz de adaptarse a circunstancias cambiantes.

Las empresas que decidan contratar a un director de Sustentabilidad verán pronto los beneficios. Una vez que el ‘lente verde' se usa para inspeccionar el negocio, son evidentes nuevas formas de impulsar el triple bottom line de la empresa: people, planet y profits (la gente, el planeta y las utilidades).

Ahora ve
Te decimos qué es la neutralidad en la red y por qué debe importarte
No te pierdas
×