Empresario del miedo conquista Hollywood

Jason Blum creó un modelo de negocio para producir exitosas cintas de terror con bajo presupuesto; su estrategia rentable ha hecho que actores y directores consolidados se unan a su casa productora.
terror  (Foto: Getty)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Jason Blum es un estadounidense que a través de un modelo rentable de negocio impulsó Blumhouse Productions, una productora de películas de bajo presupuesto. Así logró sorprender al público y a los grandes estudios hollywoodenses con sus exitosos filmes de terror, entre los que destaca la famosa franquicia 'Actividad paranormal'.

Para poder trabajar con bajos presupuestos, vender muchos boletos y al mismo tiempo conseguir la contratación de actores y directores de renombre, Blum emplea un modelo inusual de negocio que consiste en que estas personas trabajen con tarifa sindical, de acuerdo con un artículo de The New York Times

Esto representa un salario mucho menor al que ganan habitualmente. Pero si la película es exitosa, comparten las ganancias, que podrían llegar a ser el doble de lo que pudieron haber pedido como anticipo, señala el texto publicado en la edición del 6 de diciembre de 2013 de la revista Expansión.

"Por lo tanto, básicamente todos trabajan gratis. Y no hay lujos para nadie. El tráiler de cada estrella en el set de filmación es el mismo: no existe", dice Blum.

En los últimos cinco años, Blumhouse Productions financió ocho películas con unos costos de producción que llegaron en total a apenas 27 millones de dólares (mdd). La recaudación que logró con títulos como 'Actividad paranormal', 'La noche del demonio' y The Purge, es de más de 1,100 mdd.

Con estos resultados, Jason Blum quiere probar que puede cambiar Hollywood y ya busca expandir a la televisión su modelo cinematográfico de producción de bajo presupuesto y distribución por canales alternativos.

Los filmes de la productora parecen hechos a medida para la audiencia joven actual, que creció entre cámaras fotográficas de celulares, realities de televisión y videos de YouTube.

Sin embargo, existe intriga por ver si el emporio de Blumhouse será sustentable; la casa apareció cuando los fanáticos del género de terror se estaban cansando de las películas sangrientas al estilo Saw y a la larga, posiblemente, el público también se canse de su estilo de filmes.

"Históricamente, llega un momento en que el público se va. No creo que haya excepciones a esta regla", dice el analista y autor del libro Entertainment Industry Economics ('Economía de la industria del entretenimiento'), Harold L. Vogel.

Streaming, el aliado de los filmes poco rentables

No todas películas de Blumhouse Productions han sido rentables. Como en el caso de Plush que costó aproximadamente dos millones de dólares y sólo logró recaudar 3,080 dólares.

Pero cuando eso sucede, las cintas que no pudieron ser éxito de taquilla aún tienen la posibilidad de recuperar rápidamente sus bajos costos gracias al crecimiento de los servicios de videos bajo demanda y de streaming, que proporcionan plataformas como Netflix.

Algunas de estas películas que fracasan en los cines terminan produciendo ganancias para los productores y los distribuidores.

Bajo presupuesto atrae a grandes personalidades

Parte de la estrategia de Jason Blum es tener en su reparto a actores importantes como Ethan Hawke, Jennifer López y Jessica Alba.

Los agentes dicen que los actores se sienten atraídos por el corto periodo de filmación de estas películas (unas cuatro semanas), con lo cual pueden realizarlas entre proyectos más grandes.

A su vez, los directores de los filmes también dicen sentirse atraídos por la oportunidad de tener la decisión final del montaje, algo que los grandes estudios rara vez están dispuestos a permitir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, el éxito de Blum provocó no pocas envidias entre los productores de Hollywood. Algunos ejecutivos de grandes estudios creen que empresas como la del estadounidense exponen las ineficiencias de la industria.

En los últimos años, los estudios clásicos intentan generalmente la estrategia opuesta a la del productor, gastar más para hacer más, una situación que puede provocar fuertes pérdidas en alguna película.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×