La papelería que está en la web

Ezetera.com nació con otro nombre y sólo vendía libros, pero se diversificó y hoy factura 330 mdp; ofrece casi 7,000 productos entre uniformes, mochilas, artículos deportivos, de bebé y otros.
etzetera  (Foto: Ana Blumenkron)
Carmen García Cuevas

En 2005 José Antonio Lebrija y su amigo Roberto Paxon crearon el sitio Back2School para vender a los padres los libros escolares que requerían sus hijos. Pero años después integraron más productos hasta llegar a 7,000, le cambiaron el nombre a Ezetera.com, se asociaron con varios colegios y ya en 2013 facturaron 330 millones de pesos.  

El último año escolar, Ezetera.com surtió a cerca de 100,000 alumnos desde nivel preescolar hasta bachillerato. Su intención es llegar a 250,000 alumnos en tres años. Además, intentará replicar su modelo en Colombia, Chile y Argentina.

Lebrija y Paxon notaron en 2005 que el regreso a clases era un dolor de cabeza para las familias. "Tienen que andar por toda la ciudad buscando los útiles escolares", dice Lebrija, de 36 años de edad, a la revista Expansión del 20 de diciembre de 2013,

Así nació la idea de crear Back2School, para venderles a los padres los libros escolares.

Para materializar la empresa, el primer paso de los emprendedores fue convencer a las editoriales de pagar los libros conforme los vendieran en los colegios.

Los padres hacían su pedido por internet y la empresa los repartía y cobraba directamente en los colegios. Desde el inicio, Lebrija quería hacer todo en línea, pero en ese tiempo ningún banco ofrecía el servicio para cobrar en línea con tarjeta de crédito.

La diversificación estratégica

Un año más tarde, Lebrija detectó que los padres de familia no sólo necesitaban libros de texto, sino la lista completa de útiles y también los uniformes. Hoy, ofrece cerca de 7,000 productos, como broches para el pelo, calculadoras, mochilas y zapatos.

Aunque en 2007, Lebrija se dio cuenta de que las cosas no serían tan fáciles y en medio de la desesperación de no entregar los pedidos a tiempo o no tener todos los libros disponibles, arrancó un pedazo de cartón de una caja y ahí comenzó a escribir todas las mejoras que debía hacer. Por ejemplo, cobrar a través de internet y hacer las entregas a domicilio.

Para lograrlo, la empresa contrató nuevo personal, mejoró el funcionamiento de la página, creó un sistema para estimar la demanda y estableció una bodega central con procesos automatizados.

Como Back2School era un negocio estacional, en 2012 Lebrija decidió cambiarle el nombre a Ezetera.com. Además, integró más productos al portal, como bolsas, juegos de mesa, artículos para bebés y deportivos.

Actualmente, Ezetera.com está asociada con más de 350 colegios en todo el país. Éstos son sus socios y obtienen una comisión que depende del volumen de venta, número de alumnos o grupo de escuelas.

La empresa tiene 150 empleados. El 60% de las utilidades vienen de productos que distribuye, 20%, de los que manda a hacer, como los uniformes, y otro 20%, de la venta de productos por comisión. Actualmente, hace una prueba piloto para incorporar nuevos artículos. En 2013 facturó 330 millones de pesos (mdp).

"No deben desviarse del concepto del sitio, en la búsqueda de un portafolio alternativo de productos y servicios", recomienda Angélica Rodríguez González, directora del Centro de Consultoría e Innovación Empresarial y Financiera del Tecnológico de Monterrey. "Pueden perder su propuesta de valor con productos que no tengan relación".

Un inconveniente de su modelo de negocio es que requiere mucha inversión para tener abasto disponible, sobre todo ahora que extendió su cartera de productos, señala Rogelio de los Santos, director general y socio fundador de Alta Ventures México.

RETOS PRINCIPALES

  • Reto: Convencer a las editoriales de que les dieran los libros y pagarlos conforme los fuera vendiendo.
  • Solución: Lebrija y Paxon se aliaron con la librería American Book Store para tener el respaldo de la marca y que las editoriales confiaran en ellos.
  • Reto: Desarrollar una plataforma capaz de soportar el tráfico de usuarios y con mejor accesibilidad.
  • Solución: Hace dos años invirtió 10,000,000 de pesos para comprar tecnología. Gracias a eso, desarrolló una plataforma que soporta hasta 1,500 visitantes a la vez y es mucho más rápida y sencilla de usar.
Ahora ve
Sin el TLCAN, los estadounidenses tendrían que pagar más por estos productos
No te pierdas
×