Trabaja y estudia

La clave para estudiar un MBA EN Línea es Dar resultados en el trabajo y organizarse.
Ivonne Vargas

Las jornadas de lunes a viernes de Quetzalcóatl Contreras, gerente senior de la firma de suplementos  alimenticios Herbalife, en Jalisco, son de 17 horas. Comienzan a las seis de la mañana, cuando se conecta por dos horas a un foro en línea del Global MBA que estudia en la institución española IE Business School.

Después del trabajo, de siete a 11 de la noche, lee, hace tarea y estudia. El sábado debe conectarse a internet tres horas para tomar una clase. "Con una maestría así te preparas sin desatender el empleo o te expones a perderlo",  dice Contreras.

Un 32% de los programas de negocios en el ranking ‘Los mejores MBA 2013', de Expansión, que incluye a 19 escuelas, es en línea. La preferencia por este modelo de estudio crece entre ejecutivos de 35 a 45 años, dice Newton Campos, director de Admisiones de programas en línea en IE. Además de ser flexibles y sobre temas específicos de las empresas, "son programas diseñados como si fueran una telenovela", por módulos y capítulos, dice Campos.

La ventaja es estudiar cuando y donde es posible conectarse a internet. Si tienes una duda la expones en un foro, tienes conocimiento al instante, no esperas al salón de clases, comenta Gabriel Fuma, ejecutivo que estudia un MBA en línea en la Edinburgh Business School, de la Universidad Heriot-Watt.

Pero no hay que confundir flexibilidad con "facilidad y relajación", advierte Luis Ortega, responsable de la región América Latina de la institución británica. Los estudios en línea requieren entre 15 y 20 horas de estudio semanal, en promedio.

Lo mejor es aprender a administrar el tiempo, dice Fuma, gerente en Empresa Vipal, dedicada a producir materiales para reparar neumáticos. "Ayuda a evitar contingencias cuando sube la exigencia laboral", agrega.

Los participantes deben considerar que los programas de negocios en línea pueden incluir sesiones presenciales, lo que implica ausentarse del trabajo algunos días. Quetzalcóatl Contreras pidió vacaciones para viajar a España al inicio y al final del MBA.

Con una muestra de sus resultados en el programa logró el apoyo de su jefe para tener tiempo de estudio y poder delegar tareas a otros. "Es más trabajo, pero tienes que asegurarte de seguir dando valor a tu empresa", dice.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×