Toneladas de sabor

Grupo Chocolat descubrió que venderle a su competencia expandía su mercado en México.
Luis robledo grupo chocolat exp 1116  (Foto: Adán Gutiérrez)
Héctor González
Luis Robledo (39)
Empresa: Grupo Chocolat
Inicio de la empresa: 2006
Facturación en 2012: 7,500,000 pesos

En 2006, Luis Robledo empezó a hacer chocolates en un garage rentado en San Ángel, en el sur de la ciudad de México. Invirtió 20,000 pesos para montar su negocio.

Él los producía y su esposa los vendía. En esas jornadas de sol a sol aprendió un par de cosas: el potencial de un mercado todavía reducido y la posibilidad de hacer un negocio a partir de su objeto de deseo. Al cabo del primer año facturó 850,000 pesos. En menos de cinco años dejó la cochera y se mudó a la Condesa.

Convencido de que necesitaba institucionalizar su empresa, a principios de 2013 se asoció con Francisco Espejel y Juan Luis Gómez Chapital, quien, además, es CEO del sitio web de reclutamiento bumeran.com

Con ello dio vida a Grupo Chocolat y abrió su campo de acción a la distribución exclusiva para México de los productos de la empresa suiza Felchlin. "Fue el complemento ideal: encontrar una empresa que fabricara un chocolate de alta gama y tener socios que cubrieran mis necesidades logísticas y administrativas", explica Robledo.

A diferencia de boutiques de chocolate, como L'Atelier du chocolat, Que Bo! o New Art Xocolatl,  Grupo Chocolat abrió un abanico de posibilidades para su negocio. Además de la tienda, distribuye y capacita a comercios, restaurantes y hoteles en la elaboración de chocolates, a los que enseña dentro de su cocina o en las instalaciones de sus clientes.

Sin embargo, mientras en Europa el consumo per cápita anual es cercano a 15 kg y en Estados Unidos es de 8.5 kg, en México es de apenas 500 gramos, debido a la percepción de los consumidores del chocolate como una golosina y no como un alimento nutritivo.

"Los ‘laboratorios' artesanales (como el de Robledo) son ideales para el conocimiento del cacao, porque permiten crear y experimentar chocolates únicos, producidos a pequeña escala", dice Ana Rita García Lascuráin, directora de la Fundación Mucho y del Museo del Chocolate. Pero con el crecimiento, Grupo Chocolat corre el riesgo de sacrificar la calidad y hacer cosas distintas a las que le dieron origen. "Su propuesta será bien recibida siempre y cuando no tomen decisiones erróneas", señala el chef José Ramón Castillo, precursor de la Chocolatería Mexicana Evolutiva.

En 2014, Grupo Chocolat comprará ocho toneladas de cacao a productores de Tabasco y Chiapas por 2 millones de pesos, apenas 0.1% del valor del mercado chocolatero en nuestro país. Es poco, pero será la primera ocasión en que productores mexicanos participen en la creación de un chocolate de alta gama.

CÓMO GANA DINERO
Produce, vende y distribuye chocolates elaborados con manteca de cacao y bajos niveles de azúcar. Además, ofrece capacitación a comercios, restaurantes y hoteles.
Retos principales
Reto: Robledo es un apasionado del chocolate, pero no es experto en ventas.
Solución: Combinó el conocimiento comercial y financiero de sus nuevos socios con su dominio de la materia prima. Con ello, prescindió del outsourcing.
Reto: Focalizar su nicho de mercado y aumentar su competitividad.
Solución: Ofrece productos que satisfacen las necesidades de los consumidores de alimentos gourmet y desarrolló un plan de negocio que en tres años le permitirá presencia en las 15 principales ciudades del país.
Ahora ve
Estos cinco sucesos marcaron el panorama político de México en 2017
No te pierdas
×