La nueva TV

-
Los editores

La reforma de telecomunicaciones cambiará la cara de toda la industria. Es posible que el interés que muchos tienen en lo que sucederá esté relacionado con que el negocio de la televisión tiene protagonistas muy vistosos. No sólo nos referimos a los accionistas mayoritarios de las principales cadenas: Emilio Azcárraga, de Televisa, y Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca, sino por quienes aún no están ahí, pero quieren estar.

De eso se trata la portada de esta edición, de un ejercicio que nos obligó a pensar en quién será el nuevo magnate de la televisión.

El primero de la lista no podría ser otro que Carlos Slim. Sin duda, es el personaje que hay que seguir en este proceso. Aunque el tamaño de su cartera le permitiría competir por un canal de televisión abierta, su interés público se ha centrado en la televisión restringida, pues es el servicio que le hace falta para ofrecer triple y cuádruple play en México.

Pero hay otros empresarios que también buscarán un pedazo de este nuevo pastel, tales como Olegario Vázquez Aldir, quien tratará de capitalizar la experiencia que ha adquirido con su CadenaTres, y John Malone, un multimillonario que ya hace este negocio en 11 países europeos y en dos de América Latina.

Lo más importante es que el efecto en el sector y en la economía que se logre con estos cambios sea sostenible y redunde en beneficios para los consumidores. Ése será el principal indicador de que la reforma fue exitosa y no el número o los nombres de los empresarios que se sumen a esta industria.

Pensar despacio, construir rápido

El libro Pensar rápido, pensar despacio fue escrito por el premio Nobel de Economía Daniel Kahneman y en él explica cómo funciona el sistema de los seres humanos para tomar decisiones y las razones por las cuales  la intuición a veces acierta y a veces falla.

En su libro cita un estudio realizado en 2005 que examinó proyectos ferroviarios en todo el mundo iniciados entre 1969 y 1998. En más de 90% de los casos se sobreestimó el número de pasajeros que usaron este sistema. Además, el costo medio rebasó 45% el presupuesto.

Al autor es al único que no le habría sorprendido que el Tren Suburbano esté lejos de transportar a las 280,000 personas que se creía que lo utilizarían (lo usan 150,000 personas) y que su costo hubiera sido 40% más que lo presupuestado originalmente. Pero más allá de la estadística, los editores no quisimos dejar de mostrar estas diferencias y por eso publicamos la historia de lo que se puede hacer con este proyecto para volverlo rentable.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Emprendedores 2013

El mes pasado comenzamos nuestro proceso ‘Emprendedores 2013', con la presentación de los 20 finalistas y la primera mentoría. Todo un suceso lleno de buena vibra. Suerte a todos los participantes y veremos quién de ellos ocupa la portada de esta revista en la edición de septiembre.

Ahora ve
Así fue el inicio de las precampañas de Anaya, López Obrador y Meade
No te pierdas
×