Turismo de la monarca, de los Templarios

Desde hace cinco años comenzaron a cobrar cuota por cada visitante a las reservas en Michoacán; la ocupación hotelera del estado cayó casi 40%, según la Asociación de Hoteles y Moteles local.
mariposa monarca  (Foto: Getty)
Carla Guerrero y Dalia Martínez

El cártel de Los Caballeros Templarios extorsionó a los encargados de los santuarios de la mariposa monarca en Michoacán, golpeando el desarrollo turístico de esa región.

Cada primavera, la mariposa monarca emigra desde Michoacán a Estados Unidos y Canadá. Los habitantes de Sierra Chincua, uno de los santuarios donde estas mariposas pasan el otoño y el invierno, en el este del estado, también emigran a estos países.

No lograban ganancias con el atractivo turístico del lugar, pues el cártel de Los Caballeros Templarios decidió hace unos cinco años sacar tajada del sector y se quedaba gran parte de los ingresos, dicen los habitantes de la zona, publica la revista Expansión en su edición del 14 de marzo de 2014.

En esta región, los Templarios cobraban una cuota de 50 pesos por cada visitante a los encargados de esta reserva, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El boleto de entrada cuesta entre 80 y 120 pesos por persona.

“Nos cobran por persona, por el boleto que damos para ingresar a los santuarios, y se dan cuenta porque nos piden el talonario foliado (numerado) que nosotros expedimos junto con el ayuntamiento y las autoridades de la Secretaria de Turismo”, cuenta un guía de Sierra Chincua, que pide permanecer en el anonimato.

En 2013, muchos de los michoacanos que viven en los municipios cercanos a los santuarios de la mariposa monarca, como Zitácuaro y Angangueo, se negaron a pagar las cuotas y abandonaron el negocio, dejando de guiar a los turistas.

En enero acabó esta extorsión cuando llegaron las autodefensas y la policía federal, dice Erasmo Alcántara, comisariado ejidal de Sierra Chincua.

Los santuarios de Sierra Chincua, Campanario, Chivati y Huacal forman uno de los principales corredores turísticos de la mariposa monarca.

En todas las zonas se repiten las historias de extorsión a los prestadores de servicios turísticos, sean restauranteros, guías, hoteleros o taxistas, dice Erasmo Alcántara.

El crimen organizado exprime la economía de Michoacán y espanta a los turistas. En 2013, la ocupación hotelera allí cayó casi 40%, según la Asociación de Hoteles y Moteles del estado.

Enemigos del turismo en México

La inseguridad en éste y otros estados, como Guerrero, Sinaloa, Coahuila y Tamaulipas, es uno de los principales problemas que frenan el desarrollo turístico del país. México ocupa el lugar 121 de 140 entre los destinos seguros, según el Foro Económico Mundial.

El otro gran problema en que coinciden los expertos es la mala conectividad de algunos destinos.

“Antes que nada, es necesario mejorar la conectividad del país con transportación e infraestructura”, dice Carlos Olivares, jefe de la sección de estudios de posgrado e investigación de la Escuela Superior de Turismo.

Un ejemplo es Huatulco, uno de los siete Centros Integralmente Planeados (CIP) del gobierno (otros son Cancún, Ixtapa y Los Cabos). Son desarrollos turísticos e inmobiliarios planeados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

“Es un destino que ha sufrido mucho porque está lejos de todo”, afirma Rodrigo Gallegos, especialista del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

“Es un lugar que sufre de dos tipos de mala conectividad: aérea y por carretera”, dice David Fuentes, director de la división de consultoría de la empresa de servicios de tiempo compartido RCI.

Dentro de México, sólo hay vuelos directos a Huatulco desde la capital del país. “El destino fue uno de más afectados por la salida de Mexicana de Aviación y cuenta con una ocupación anual promedio de 49.4%, mientras que en Cancún es de 65%”, explica un informe de la consultora PwC.

“Y el proyecto de la carretera desde Oaxaca lleva más de 10 años detenido”, añade Fuentes.

A finales del año pasado, Fonatur anunció una estrategia de relanzamiento de Huatulco que planea invertir 68.8 millones de pesos este año para mejorar la infraestructura turística.

Además, el gobierno espera terminar la construcción de la autopista Oaxaca-Costa el próximo año.

Sin embargo, “hoy por hoy, el turismo mundial no necesita de grandes infraestructuras”, dice Esteban García-Peña, coordinador de la ONG Alianza para la Sustentabilidad del Noroeste Costero. “Lo que quiere es una lógica regional, que exista una conectividad y atractivos distintos al formato de sol y playa”.

San Carlos, en Sonora, y Los Cabos, en Baja California, que depende casi exclusivamente del tráfico aéreo, son otros destinos que ganarían visitantes si mejoraran su conectividad.

“Hay que mejorar los accesos, porque si no, seguiremos quedándonos sólo con los turistas que vengan a la Ciudad de México, a la playa o a Monterrey y Guadalajara por negocios”, advierte Olivares, de la Escuela de Turismo.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×