México busca ser el quirófano de EU y Canadá

Empresas y gobierno trabajan en integrar la cadena de servicios que necesita el paciente extranjero; las certificaciones, el idioma y la competencia con países de América Latina son los retos.
turismo medico, mexico  (Foto: iStock by Getty Images)
Jessica Bigio
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por primera vez, el gobierno y la iniciativa privada se organizan para integrar toda la cadena de servicios que requiere un paciente extranjero que desee realizarse una operación quirúrgica en México. El objetivo: sacar el máximo provecho a la dominancia que ha logrado el país como destino de turismo médico, pues ocupa el segundo lugar del mundo, de acuerdo con ProMéxico.

Según el organismo, México está sólo detrás de Tailanda, pese a que hasta ahora el turismo médico ha sido un sector poco organizado que no hace todo el negocio que podría.

Desde 2013, directivos de los sectores de turismo y salud, representantes del gobierno, responsables de hospitales, agencias turísticas y empresas como Hoteles Misión, asesorados por la Confederación Patronal (Coparmex), trabajan en el proyecto Turismo Médico Coparmex.

Este plan de alianza pretende crear un producto que incluya vuelo, hospital y hotel, para después ofrecérselo a las agencias de viaje y que lo comercialicen a Estados Unidos y Canadá.

"Queremos ser el quirófano de Estados Unidos y Canadá", dijo en junio de 2013, durante una reunión de trabajo del proyecto, Luis Prado, director de la consultoría turística Estrategias Dinámicas.

“La falta de estrategias conjuntas hace que las empresas de turismo y de salud de los destinos que reciben pacientes extranjeros pierdan oportunidades de negocio”, dice el director de la carrera de Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe, Manuel Valencia, a la edición del 15 de agosto de 2014 de la revista Expansión.

Por ahora, parte del pastel se lo quedan empresas estadounidenses y canadienses, llamadas facilitadoras, que sirven de intermediarias entre el hospital y los clientes, y les cobran entre 15 y 30% del costo del tratamiento.

En ciudades como Matamoros, Puerto Vallarta y Villahermosa, la Coparmex ha visitado compañías que están interesadas en fomentar este tipo de turismo para explicarles la forma de desarrollar clústeres que reúnan los servicios que necesita el paciente.

Por su parte, las secretarías de Turismo y de Salud tienen planes para apoyar a las empresas del sector a través de campañas de mercadotecnia y programas de financiamiento a través del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

Bienvenidos los enfermos

El turismo médico en México surgió por sí solo hace tres décadas, sin necesidad de una estrategia programada, ya que muchos extranjeros vieron que era posible hacerse operaciones con la misma calidad que en su país, pero más baratas.

Desde entonces, pacientes de Estados Unidos y Canadá viajan a ciudades como Tijuana, Monterrey, Puerto Vallarta y Cancún para realizarse operaciones de cirugía estética, pérdida de peso y tratamientos dentales.

México recibe un millón de pacientes al año, algo más de 4% de los 23.7 millones de visitantes extranjeros de 2013, según ProMéxico. Es un mercado muy atractivo: el gasto promedio de un turista médico está entre 5,000 y 20,000 dólares, cuando el turista convencional es de unos 1,200 dólares.

Además beneficia a los sectores de salud y turismo, pues a menudo el paciente renta un taxi o un auto, contrata los servicios de una traductora y reserva un hotel.

La idea es aprovechar más el potencial del mercado. “Quieren ofrecer un todo incluido para las necesidades médicas, algo que no se conoce todavía en México”, dice Manuel Valencia del TEC.

Los 3 obstáculos en el camino

1. Las certificaciones. En México los centros médicos deben obtener la certificación de la Joint Commission International, la más importante de Estados Unidos. Sólo ocho de los más de 3,000 hospitales la tienen.

Uno de ellos es el Galenia en Cancún, uno de los más grandes de esta ciudad y el único de todo el país que además de la certificación de calidad estadounidense, logró la nacional y la canadiense. Esto le permite probar ante clientes y aseguradoras extranjeras que cumple con los estándares internacionales en cuanto a la capacitación de sus médicos y las condiciones de sus quirófanos.

“(Los empresarios) deben certificar sus hospitales y clínicas para que los extranjeros tengan una prueba de la calidad de sus servicios”, dice el presidente del Consejo Mexicano de la Industria del Turismo Médico, creado en 2013, Carlos Arceo.

La Secretaría de Salud asesora a los establecimientos médicos para que consigan las certificaciones que garantizan su calidad y que exigen muchas aseguradoras y facilitadoras.

2. El idioma. Representa una barrera significativa para el desarrollo del turismo médico en México, pues gran parte del personal no habla inglés.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Es un obstáculo importante. Me ha pasado que llamo a una recepción y no me puedo comunicar, y eso hace que se pierdan oportunidades de negocio”, dice el fundador de la facilitadora PlacidWay, Pramod Goel.

3. La competencia latinoamericana. Costa Rica, por ejemplo, fue uno de los pioneros en el turismo médico y tiene mucha más experiencia, mientras que países como Colombia y Brasil, especializados en la cirugía estética, ya se han ganado una reputación en ese rubro, según el CEO de la facilitadora canadiense MedBrick, Pablo Castillo.

Ahora ve
“Durante años, él fue mi monstruo”, dice Salma Hayek sobre Harvey Weinstein
No te pierdas
×