Un astronauta prueba que perseverar es insuficiente

José Hernández se preguntó qué habilidades le faltaban tras ser rechazado seis veces por la NASA; luego de varios años de trabajar en sus debilidades, tuvo éxito en su duodécimo intento.
jose hernandez nasa  (Foto: Ramón Sánchez Belmont / Expansión)
Carmen Murillo
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Dicen que la perseverancia lleva al éxito, pero es una creencia un tanto engañosa porque no sólo se necesita ser perseverante. El otro factor clave es: ser efectivo. Eso fue lo que aprendió el astronauta José Hernández, hijo de migrantes mexicanos, tras 12 intentos por entrar a la NASA.

Hernández es uno de los pocos que ha podido ver la Tierra desde el espacio. “Se ve como en Gravity (la película)”, dice a la revista Expansión en su edición trimestral CEO de alta gestión, correspondiente a mayo 2015.

Se postuló como candidato para ser astronauta de la NASA 12 veces. Once fue rechazado.

“Al sexto intento estaba tan enojado que me pregunté: ‘¿Qué tienen ellos que no tenga yo’”. Después de analizarlo, descubrió que los candidatos que eran aceptados eran buzos y pilotos certificados.

Hernández empezó a tomar cursos de buceo y aviación en sus ratos libres. Aun así, fue rechazado.

Decepcionado, tomó un empleo como técnico del gobierno federal de Estados Unidos para verificar la eliminación de material nuclear en Rusia.

“Era pesado, en un lugar remoto y en pleno invierno”, explica. “No tenía nada que ver con el espacio, pero me haría sobresalir de la competencia”, dice a la revista, cuya suscripción está disponible en el Kiosco Digital de Grupo Expansión.

Gracias a eso, en 1998 recibió la respuesta que había esperado por años. Era uno de los 100 finalistas para ser astronauta de la NASA.

Sin embargo, no pasó el siguiente filtro. Dos años después, por onceava ocasión, volvió a postularse. De nuevo fue rechazado, aunque algo fue distinto. Uno de los reclutadores de la nasa le dijo: “Nos gusta tu perfil, pero no te conocemos, ¿por qué no te vienes a trabajar con nosotros como ingeniero?”.

Especial: Los Emprendedores del Año Expansión 2015

Hernández aceptó, pese a que el salario era 20% menor al del trabajo que tenía en ese entonces. Ese empleo le permitió mostrar su potencial y logró su cometido: ser astronauta de la nasa, en 2004.

“La perseverancia es efectiva cuando va acompañada de autoconocimiento, enfoque, capacidad para reponerse al fracaso y actitud positiva”, dice Marianne Blancas, consultora de recursos humanos y coach ejecutiva.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Yo era perseverante, pero no de forma efectiva”, admite Hernández. “Eso llegó con la experiencia”.

 

Ahora ve
Sector bancario es clave para la digitalización de la economía
No te pierdas
×