Piensa como diseñador e innova como Coca y Apple

El ‘design thinking’ es una tendencia que busca soluciones a partir de lo que sienten los clientes; la metodología consta de cuatro pasos y fue inventada en la Universidad de Stanford en los años 70.
diseñador, Coca, Apple  (Foto: iStock by Getty Images)
Norma Rodríguez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si quieres innovar un producto o servicio, observa, no preguntes. Éste es el método que utilizan los diseñadores de productos para cristalizar sus ideas y se le conoce como design thinking. Coca-Cola, Apple y LEGO, lo aplican.

El concepto fomenta una visión humanista para saber lo que piensan y sienten los clientes, a diferencia de un estudio de mercado, que muestra lo que dicen. El proceso de innovación implica observar y aprender lo que su diseño puede hacer por las personas.

La tendencia surgió en la Universidad de Stanford en los 70 y cambia los viejos paradigmas de innovación, partiendo de las necesidades reales del cliente y de la formación de equipos multidisciplinarios con todos los perfiles que hay en una empresa.

“El objetivo de ese grupo es percibir lo que siente y piensa el consumidor para generar mayor empatía”, dice el experto en marketing de I+D, Amalio Rey, a Expansión en su edición trimestral de alta gestión CEO, correspondiente a mayo 2015.

La idea es que el CEO encabece el equipo. “Si él no está convencido, será difícil generar valor”, dice el consultor de design thinking en Participa Lab, Felipe González, un laboratorio de diseño estratégico.

Lee: El cliente siempre manda... aunque seas Apple

4 pasos para hacer design thinking

1. Generar empatía

Es la etapa en la que se da el primer acercamiento con el cliente. El equipo estudia la audiencia para la que diseñará la solución.

"Es la fase más importante y la menos entendida", dice el coordinador general del Centro de Certificación en Creatividad Latam y líder de la agencia creativa, Grupo Piensa, Yoel Kluk, a la revista cuya suscripción está disponible en el Kiosco Digital de Grupo Expansión.

Está basada en la observación y la conversación para conocer las motivaciones reales del consumidor.

2. Definir el problema

Es la etapa de investigación en la que el equipo explora el contexto y las oportunidades de su proyecto. "Es imaginar la situación deseada, pero también los caminos por los cuales puede llegar", dice Kluk.

Esos caminos se expresan en forma de pregunta: ¿cómo podríamos...? seguido de un verbo. Estas interrogantes son clave para pasar de la etapa empática a la de investigación.

"El CEO debe nombrar a un design thinker o a un estratega de marca”, explica Marty Neumeier de Liquid Agency.

3. La ideación

Consiste en generar ideas innovadoras a través de herramientas que estimulan la creatividad, como lluvias de ideas, talleres de cocreación, entre otras. Es importante eliminar los juicios de valor.

4. Etapa de pruebas

Sirve para hacer tangible una idea, llevar lo abstracto a lo físico para representar la realidad. "Es recrear la experiencia que el producto tendrá en el futuro", dice Kluk. "La máxima representación de la innovación".

En esta etapa, el equipo define los detalles de la solución y recibe retroalimentación para mejorar su solución. Ayuda a validar la idea.

 

Ahora ve
Un auto embiste dos paradas de autobús en Marsella; hay al menos un muerto
No te pierdas
×