Autos a la carta

Ford de México compite en una nueva división, los vehículos personalizados.
Pilar Melero de la Cámara

Ford de México quiere ir más de prisa que sus competidores. Desde finales de 2006, el fabricante estadounidense pisa el acelerador a fondo para atrapar un nicho creciente en el país: los clientes que huyen de los modelos ‘típicos’ casi tanto como rechazan vestir igual que sus vecinos o amigos.

Por eso, la empresa acaba de incorporar una nueva división de negocio, especializada en la personalización de autos y la venta de accesorios con ‘la garantía de planta’, explica Carlos F. García, director de la nueva división. En México “vimos una gran oportunidad de mercado, con una demanda muy desatendida, sobre todo por las armadoras”.

En Estados Unidos, donde la mitad de los compradores de vehículos personalizan sus autos, el mercado tiene ya un flujo de 31,000 millones de dólares, apuntan datos de la empresa.

El primer movimiento de Ford en México para ganar ese mercado fue instalar en Veracruz un centro de personalización de los modelos que producen actualmente en sus tres plantas en el país. Hasta el momento, una edición especial de 500 vehículos EcoSport SVP, a la venta desde el pasado diciembre, fue adecuada en su totalidad en este centro.

El lanzamiento fue todo un éxito: en menos de tres meses, 100% de las unidades ya han sido vendidas. “El desarrollo local (en Veracruz) nos permitió lanzar la versión a un precio muy accesible”, revela García.

La otra punta de lanza será la comercialización de accesorios, con una gama ya disponible en toda la red de distribuidores y cuya oferta incluye desde tecnología Bluetooth y unidades satelitales GPS (Global Positioning Satelite) hasta detalles estéticos como parrillas o alerones.

Con esta estrategia, Ford espera “aumentar la rentabilidad de los distribuidores y de las plantas” de la filial mexicana, cuyas ventas totales en los primeros 11 meses de 2006 fueron de casi 190,000 unidades.

“En el caso de los vehículos usados, el reto es que los clientes regresen a nuestras distribuidoras con la garantía y el respaldo de la marca”, señala el directivo.

Ford Motor Company reportó en 2006 una pérdida anual de 12,700 millones de pesos, la mayor de sus 103 años de historia.

Ahora ve
No te pierdas