Avión en abonos

México ya es el mayor mercado para financiamiento de jets corporativos.
Jesús Hernández

La crisis aérea que siguió al 11/S no sólo dejó aerolíneas en quiebra; para General Electric (GE) significó un gran aprendizaje. “Nos tocó vivir la bancarrota de US Airways y United y adquirimos el expertise para reubicar unidades, que se vendieron en China e India”, relata Agustín Cárcoba, presidente para América Latina de Capital Solutions, la división financiera de GE.

Hoy, los altos precios de la turbosina ponen en jaque a la aviación comercial, pero no a la privada que incluso podría repuntar. “Hay señales claras de ello”, señala Cárcoba.

Según Amstat, investigadora del mercado de aviación, en la región hay unas 2,500 aeronaves privadas (con valor de mercado de 7,500 MDD), pero 60% de ellas tiene más de 20 años, “y habrá necesidad de renovarlas”.

El mercado objetivo de aviones corporativos son las 500 compañías más grandes de la región, “que han crecido 26% en los últimos dos años”, comenta Cárcoba.

Se prevé que las aerolíneas comerciales se reducirán en 47% –habrá menos rutas y frecuencias– y los altos ejecutivos, que necesitan alta eficiencia, querrán usar sus propias naves.

Así, la demanda latinoamericana estimada sería de unas 1,000 unidades, de las cuales “40% se compra en efectivo”, asegura el directivo de GE.

De las 600 restantes, GE financiaría unos 200 aviones y helicópteros, 72 de ellos (36%) en México, por 600 MDD en activos; y otras 80 en Brasil (40%) por 517 MDD. “Los mexicanos compran menos unidades, pero más caras”, explica.

En México, el financiamiento de aviación comercial y corporativa suma 11 MDD al año. El mercado potencial son unas 3,700 compañías, sobre todo manufactureras exportadoras, a las que GE intenta financiar para venta y renta de aviones o helicópteros nuevos, o con no más de 15 (comercial) a 20 (privada) años de antigüedad, que garantizan el financiamiento.

La competencia será fuerte. Embraer hizo una alianza con la transportadora aérea Lomex, de Monterrey, para atacar el mercado privado, que estiman crecerá 4% este año. Su estrategia para vender 25 MDD en México será reducir hasta en 20% el costo directo de operación de jets y periodos de depreciación y vida útil más largos (hasta 35 años) que sus competidores.

Ahora ve
No te pierdas