De compras por las galerías

Goce estético, inversión, tema de plática. Adquirir arte se vuelve más atractivo.
Nuevo furor. Una obra de Tim Trantenroth, en la galería OMR
Jessica Berlanga Taylor

El arte contemporáneo entra con más naturalidad en la vida cotidiana. Grandes colecciones, como la Jumex, de Eugenio López, y las privadas de César Cervantes y Agustín Coppel, contribuyen a que las galerías tengan más compradores y representen a más artistas. No hay que ser multimillonario para adquirir arte, porque también se ha ampliado el rango de precios.

Aquí se presentan las principales galerías de la Ciudad de México con participación fundamental en la compra y venta de obras de arte. Los precios de las piezas oscilan entre los 3,000 y 5,000 dólares.

El coleccionista César Cervantes se congratula de que las galerías lancen propuestas novedosas, con el riesgo que ello implica, pero subraya que, además, los galeristas deben preocuparse por “colocar bien a sus artistas y no solamente vender por vender, apostando al que más dinero pueda gastar”.

El panorama es amplio, las propuestas surgen cada día con más fuerza y vigor, y es gracias a la mirada fresca, informada y humorística y a la belleza tan particular del trabajo de artistas como los aquí presentados, que el arte contemporáneo está cada vez más cerca de nosotros.

Ahora ve
No te pierdas