Un 2006 de colección

-

Qué año, hace 12 meses arrancamos nuestras portadas con la adquisición de Mexicana por Grupo Posadas. En números siguientes estudiamos la salida a Bolsa del grupo medioambiental regiomontano Pasa, la resurrección del valle del silicio de Guadalajara (Tech-Mex, afirmamos), nombramos a los emprendedores del año en sectores que van desde la animación digital a la agroindustria, anticipamos el plan de profesionalización del futbol mexicano presentado por Pedro Aspe, entrevistamos a Ángel Losada sobre su salto al turismo y a Carlos Peralta sobre su accidentada aventura inmobiliaria en Bosque Real; Andrés Manuel López Obrador nos aseguró que respetaría el resultado electoral y Felipe Calderón nos comentó su plan de infraestructuras. Elegimos –no sin polémica– a las mujeres más poderosas y a los empresarios más importantes. Exploramos la posibilidad de una tercera cadena de televisión abierta y el auge de productores de televisión que se avecina con la convergencia, Lorenzo Zambrano desentrañó los secretos del Cemex way, revisamos los mejores fondos de inversión del mercado... En este número con el que cerramos 2006 y abrimos 2007 traemos el buen momento del arte mexicano, en el que galeristas, artistas y coleccionistas parecen coincidir en un México que ‘arte’.

La estabilidad no cedió. La economía creció en 2006 por encima de 4.5%. Frente al conflicto político, la Bolsa seguía al cierre de esta edición batiendo un récord histórico diario. La presidencia de Felipe Calderón arranca con la prometida firmeza pero también con el diálogo político ofrecido durante la campaña. El mismo Calderón presentó el presupuesto, un acto inédito que anuncia un presidente que quiere involucrarse en la relación con el Congreso. Las discusiones sobre las cuentas públicas abordaron una y otra vez los problemas de competitividad de México; parece que los legisladores empiezan a adoptar preocupaciones comunes, un paso necesario hacia los acuerdos. Paralelamente, la ruptura de la segunda fuerza política del país con la institución electoral después del 2 de julio pierde su rostro uniforme y desde su entorno se oyen voces que piden el regreso a las instituciones. Esto sería una buena noticia para México, pero sobre todo lo sería para el mismo Partido de la Revolución Democrática (PRD), que en un giro autodestructivo olvidó celebrar su gran éxito electoral.

El año que dejamos atrás vivió varios hitos memorablesno ligados al ciclo político. Fue el año de la multiplicación bancaria, con el otorgamiento de licencias a una decena de instituciones comerciales y financieras. También el del fortalecimiento de la Comisión Federal de Competencia con la aprobación de una ley que le da mayor capacidad de acción. El Acuerdo de Convergencia preparó un escenario hacia la modernización de nuestro entorno de telecomunicaciones y televisión por cable. Paralelamente, nuestras grandes empresas, Femsa, Elektra, Cemex, Comex, Maseca, América Móvil y tantas otras, protagonistas todas ellas de páginas de Expansión a lo largo del año, han demostrado que compiten con éxito en otros mercados y entregan resultados extraordinarios a sus accionistas. Las aerolíneas de bajo costo de un día para otro hicieron de México un país más chiquito.

No todo son alegrías. La declinación del yacimiento de Cantarell, la caída del precio del petróleo y la desaceleración de la economía estadounidense serán grandes desafíos en los próximos dos años. Presentamos una investigación de Feike de Jong que muestra cómo las remesas están ocasionando, en la sierra de Guerrero, un crecimiento desequilibrado de las cabeceras municipales. Una gran oportunidad de negocio para los sectores comercial y financiero, pero que implica presiones inflacionarias y procesos de desestructuración social que deben ser atendidos.

Vienen nuevos tiempos. Un gabinete de gobierno unido y, en general, experto actuará en los despachos y no en los titulares de prensa, en busca de la competitividad perdida. Por tanto, y sin caer en la euforia, podemos despedirnos de 2006 con un cierto optimismo cauteloso para lo que viene. Feliz año nuevo.

Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
No te pierdas