Willie Doherty, o el historiador no ofic

-
Jessica Berlanga

Willie Doherty es uno de los artistas con mayor reconocimiento internacional. Sus videoinstalaciones documentan los efectos que los conflictos en Irlanda del Norte han dejado en la psique de sus habitantes. Pero es un profundo observador de la realidad no dicha...

¿Te has sentido libre trabajando en Irlanda del Norte, dentro de un contexto tan confl ictivo?
Sí, pero ha habido momentos en donde me siento limitado. Aunque la censura no aplicaba a artistas visuales y escritores, el tenso ambiente provocó que nos autocensuráramos. He estado en situaciones extrañas en donde me siento muy vulnerable. Muchos de mis primeros trabajos los hice solo, y los lugares que me interesa filmar no son aquellos que uno visita normalmente, y menos con una cámara. Ahora trabajo con equipo de producción, así es que eso cambia mucho las cosas.

¿Hay alguna intención implícita en tus videoinstalaciones?
Las nuevas tecnologías revolucionaron los medios y nos abrieron nuevas posibilidades de trabajo. Mi formación es escultórica, así que presentar mi obra de esta manera tiene mucho sentido. El formato usual son dos pantallas en donde el video se proyecta de manera simultánea. Al espectador se le pide que negocie con el espacio, por esto no designo un lugar específico desde el cual observar; prefiero que las personas lo hallen por sí mismos.

¿Cuál es la relación entre el lenguaje del cine y los videos que realizas?
Para mí el video consiste en retratar pequeños eventos en lugares específicos. Me interesa la relación entre los hechos y la ficción, y cómo el cine juega con estos conceptos y con el poder que ofrece una imagen en movimiento. Mis trabajos suelen ignorar el guión; inician con una persona en un lugar determinado, y usualmente trabajo con espacios de transición: un puente o una frontera. Pienso en cómo usar estos lugares, imagino cómo sería estar ahí, y juego con las formas que evocan las imágenes en movimiento, las ideas y el poder de narración.

Mencionas la palabra narración. ¿Qué signifi ca para ti?
Uno de los aspectos que me llevó a hacer este tipo de trabajos es el potencial de contar la historia del lugar donde crecí, que siempre había sido narrada por periodistas que llegaban y después partían. Ésa se volvió la historia oficial. Mis primeros intentos de fotografía tuvieron que ver con mi participación en la acción de narrar. Observo todo tipo de diálogos, e intento interconectarlos. Claro, mi voz es subjetiva y está limitada por los medios que uso, así es que, como sucede con otros trabajos, no se puede depender solamente de mis obras para obtener la única y verdadera historia. Mi obra trata de esos procesos de negociación, en donde trabajo con una serie específica de experiencias.

Ahora ve
No te pierdas