200 años de caminata

-

La casa Johnnie Walker conmemora su bicentenario con una botella de edición limitada y trabajada artesanalmente en Escocia por su master blender. Envasado en cristal de Baccarat, el whisky más vendido del planeta (cada cuatro segundos se consume una botella en el mundo) ofrece sabores afrutados y toques de distintas nueces, así como aromas a madera. El tapón labrado a mano —que dibuja el perfil de Johnnie— y el estuche de piel con interiores de gamuza, que a la vez incluye un recopilado con notas de cata características del caldo, son sólo algunos de sus exquisitos detalles. El primer afortunado —pero no el último— en tener esta botella fue don Lorenzo Servitje, reconocido por su labor empresarial y filantrópica en México. Varios paladares de coleccionistas agradecerán recibir esta joya gourmet para las navidades.

De venta en Harrods Londres, Galerías Lafayette, París,
y en El Palacio de Hierro, México.
10,000 dólares
johnniewalker.com

Ahora ve
No te pierdas