Contra la moda

-
Regina Reyes-Heroles C.

De arquitecto naval a diseñador de muebles. David Trubridge expresa que la necesidad del hombre por objetos bellos no está en contra de que se respete a la naturaleza.

“No podemos dejar de vivir, o hacer a un lado nuestra vida”, observa el arquitecto y diseñador, lo que él plantea es que intenta dejar la ‘huella más delicada’ ya que por cada árbol que se corta en Reino Unido se planta otro. “Este proceso de sustentabilidad no es perfecto todavía, pero con él es con el que podemos trabajar”, expresa.

Estaría dispuesto a cambiar su materia prima, la madera, por plástico, si se comprobara que esto es mejor para el medio ambiente y si supiera que el reciclaje del plástico ayudará más que la producción por medio de un material natural.

Más allá de profesar sus creencias ambientalistas, Trubridge tiene un concepto claro sobre el proceso artístico. Aunque no pretende que su trabajo sea arte, sí cree que el arte es la fuerza que mueve a quien lo observa, es el objeto que tiene algo que decir y expresa el proceso de pensamiento del artista. En su trabajo hay una fase en la que él intenta decir algo, un momento en el que reflexiona cómo su pieza podría cambiar a alguien; después llega el proceso de diseño y, finalmente, la intervención del artesano que transforma el material en un producto final, gracias a su conocimiento. “No hay proceso artístico sin estas tres fases”, comenta Trubridge.

Cuestiona el estilo cuando se relaciona con la moda. “El estilo de la moda es efímero y no creo en él”, afirma. Choca con el concepto de que el estilo cambie con las temporadas y que lo que la persona compra en esta primavera se convierta en obsoleto un año después. Este consumismo le parece poco amable con el medio ambiente e incoherente. “Un celular puede durar y funcionar 20 años, ¿por qué tenemos que cambiar el aparato por uno diferente cada año?”, pregunta.

Trubridge estuvo en México en el Congreso Internacional de Arquitectura y Diseño que organiza la revista Arquine y que ya se ha colocado como el que más diseñadores de vanguardia ha logrado traer al país.


¿Quién es David Trubridge?

• Estudió arquitectura naval en la Universidad de Newcastle, en el norte de Inglaterra.

• Aprendió a hacer muebles mientras trabajaba como cuidador de un bosque privado.

• En 1981 vendió su negocio para comprar un velero e iniciar una aventura de cinco años con su esposa y dos hijos. Durante este tiempo velearon alrededor del mundo. Para mantenerse construía muebles de madera y los vendía en los puertos donde atracaban.

• En 1985 se establecieron en Nueva Zelanda, desde donde ahora diseña.


El diseño según el diseñador

Algunas recomendaciones de Trubridge…


No pienses en una mesa, piensa en comer

El acto del diseño, según este arquitecto, es un sentido de supervivencia. Al diseñar el ritual de comer y no el producto final, se puede utilizar menos materia
prima.

Entiende y conoce el material

Cicada Studio es un espacio en el que la empresa de Trubridge contrata a diseñadores recién graduados para que tengan experiencia laboral, ahí se ha dado cuenta de que los diseñadores no saben nada del material que quieren utilizar en sus diseños y, por esta razón, no funcionan sus ideas.


No es sólo el objetivo

“Como diseñadores podemos conseguir un cambio en las vidas de las personas por medio de un mejor diseño de los objetos. No diseñes un automóvil sino un mejor sistema de transporte”.


Su mantra

“Utilizar la menor cantidad de material para crear el mayor efecto posible y así no desperdiciar los recursos naturales”.
Ahora ve
No te pierdas