Arte intimista

-
Sara Carrillo Reid

Cuando Juana de Arco escuchó una voz divina que le ordenaba luchar contra los ingleses y vestir ropas masculinas, nunca imaginó que su nombre se convertiría en una marca de lencería femenina y menos aún que esas prendas íntimas se venderían en medio de obras de arte.

Hace sólo seis meses Carla Calero y Lorena de la Teja trajeron a México la marca Juana de Arco, un concepto que combina la exposición de obras artísticas con tienda de lencería. El concepto, ideado por la diseñadora argentina Mariana Cortés, ahora tiene presencia en Argentina, Chile, Japón y Nueva York.

En la tienda del DF, a diferencia de las otras, “ampliamos la galería para convertirla en un espacio reconocido de exposiciones, de artistas mexicanas para mujeres mexicanas”, señalan Calero y De la Teja.

A la fecha, las dos socias invirtieron 800,000 pesos en el lugar y tienen el compromiso para adquirir, en tres años, 300,000 dólares en mercancía.

Aunque todavía no recuperan su inversión, esperan obtener ingresos anuales por 360,000 pesos sólo con la ropa, sin incluir accesorios ni los productos de la galería, donde sus expectativas de ventas son de 100,000 pesos por exposición, por ahora esta área sólo les reporta 10,000 pesos por muestra.

Si bien aseguran que el arte no necesita moda para vender, consideran que la combinación es un apoyo innovador para el concepto en donde la moda sí necesita arte y diseño para evolucionar y ser adquirida.

Ahora ve
No te pierdas