La aceituna de la discordia

-
Fernando Ramírez

En México, 90% de las aceitunas de mesa que se consumen provienen de España. Pese a su dominio, las empresas españolas lanzarán este fin de año una campaña para promover el consumo de olivas, ante el embate de un competidor incómodo: Argentina.
El Instituto Español de Comercio Español (ICEX) y Extenda, la agencia de promoción exterior de Andalucía –donde se concentra la mayor producción regional de olivos–, gastarán entre 250,000 y 376,000 dólares para promover la aceituna española, a través de degustaciones en restaurantes y supermercados. Cantidades similares se invertirán en 2007 y 2008.

“En 2005, por primera vez bajaron las exportaciones andaluzas al mercado mexicano, tras un periodo de 10 años de permanente crecimiento. Esto alertó a los productores”, señala Cristian Gross, director de Promoción de Extenda.

México importó en 2005 aceitunas por 12.9 MDD. De España se compraron 11.6 MDD (2.5% menos que en 2004); de EU, 0.9 MDD (18.3% menos); pero de Argentina llegaron 0.2 MDD, 18.2% más.

En el fondo, la preocupación  de los productores españoles se basa en que el gobierno argentino no subsidia a sus productores, mientras que la Unión Europea es el mayor subsidiario del orbe para las olivas.

Una investigación del gobierno de México determinó que el aceite de oliva importado de la UE tenía márgenes de subvención de 28.6%, por los apoyos a la aceituna.  “Queremos prevenir. Ponernos un parche antes de que salga el grano”, añade Gross.
La promoción también se extenderá al mundo editorial. Andalucía será la región invitada de la XX Feria Internacional del Libro de Guadalajara, del 25 de noviembre al 3 de diciembre, en la que los andaluces gastarán 3.7 MDD para promocionar a sus editoriales.

Ahora ve
No te pierdas