Socialismo en souvenir

-
El hombre del semáforo
Marco Appel / Berlín

Uno de los mayores orgullos de la Alemania comunista es ahora un souvenir que vende 3 MDD al año.

En 1961, un psicólogo berlinés creó Appelman, un logotipo con la efigie de un policía que durante años fue símbolo del respeto a las leyes en el viejo Berlín oriental.

Tras la reunificación alemana, a finales de los años 80, el nuevo gobierno quiso ‘retirar’ la figura, pero provocó un gran escándalo entre los habitantes del lado oriental.

El escándalo sirvió a Markus Heckhausen para comercializar el hombrecito con sombrero que identifica a los semáforos alemanes y hoy significa ventas por 3 MDD a través de 300 productos diferentes (camisetas, tazas, plumas, mandiles o mochilas).

Aunque Heckhausen tuvo la idea en 1985, tuvo que esperar hasta 2001 para abrir su primera tienda de souvenirs de Appelman.

“Estaba seguro que la idea era buena. Así que no me rendí aunque las cosas no salieran bien de inmediato”, señala el diseñador industrial de 45 años.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Este año el empresario, que emplea a unas 40 personas y paga regalías al creador del logotipo, espera ventas por 4 MDD, a través de su cadena de tiendas berlinesas, el servicio de encargo por internet y una gran campaña de promoción en Japón.

Por ahora las cosas pintan bien para Heckhausen. El año pasado la alcaldía de Berlín decidió conservar a Appelman en sus semáforos.

Ahora ve
Voluntarios restauran libros que fueron víctima del sismo en la CDMX
No te pierdas
×