Mujeres de agua

-
Feike de Jong

Los zapotecas se autonombran ‘gente de las nubes’. Pero hoy en día, algunas de sus mujeres viven del agua. En las afueras de Oaxaca se encuentra una empresa sui generis, Indapura, una envasadora de agua de manantial de la Sierra Norte que emplea a 69 personas y de ellas 41 son mujeres. “Sólo hay algunos hombres (28) que hacen maniobras como cargar garrafones”, explica Isabel López, gerente de la empresa.

Indapura no sólo abastece 4% del mercado estatal de agua embotellada –en el que compiten empresas como Donaji y H2O–, sino que proporciona empleo a las mujeres de las nubes. “En la administración sólo hay mujeres”, comenta López.

La empresa, que distribuye 42,000 garrafones al mes y vende 6 MDP anuales, es un proyecto generado por organizaciones de ocho pueblos zapotecas en la Sierra Norte, que tras crear compañías para comercializar madera y productos minerales, idearon en 1997 este modelo ‘femenino’.

Pero no es el único. La Envasadora y Empacadora de los Pueblos Mancomunados da empleo temporal a unas 500 trabajadoras que recolectan hongos Porcini, Tecomate y Cantarell, que se envasan bajo la marca Sierra Viva con certificación orgánica y que se vende en las tiendas Green Corner de la Ciudad de México.

Ahora ve
No te pierdas