Deudas amargas

-
María del Pilar Martínez

Los focos rojos se encienden de nuevo en el sector azucarero. En 2001, unos 27 ingenios azucareros registraban una deuda de 15,000 MDP, por lo que el gobierno federal los expropió e invirtió en su rescate 3,500 MDP. Hoy, admite el ex secretario de Agricultura Francisco Mayorga, hay más de 200 MDP de pagos atrasados a productores, por parte de los ingenios.

Aunque no se conocen los nombres de los deudores, se tiene identificado al ingenio de Puga, que enfrenta dificultades para liquidar la caña desde febrero de este año, destacó Arturo Hervitz Martínez, integrante de la Comisión de Desarrollo Rural del Senado.

Y es que a cinco años de aquella expropiación, los ingenios aún registran dificultades debido a la competencia en el mercado de edulcorantes y la autorización de cupos de importación que otorgó la Secretaría de Economía, así como los fallos en el seno de la OMC que echaron por tierra los intentos del anterior gobierno por proteger a la industria azucarera de la entrada de alta fructosa.

En 2006 se sumaron nuevas presiones. En los primeros ocho meses del año el precio del azúcar refinada se incrementó 61% y la estándar 59%. “El mercado enfrenta una situación de precios altos ante la falta de programas y a la no instrumentación del Programa Nacional Azucarero, un error que sólo es atribuible al gobierno”, señala Carlos Blackaller, líder de la Unión Nacional de Cañeros.

Al gobierno entrante le tocará reestructurar el sector, para “no recurrir a las expropiaciones, asumiendo deudas de los ingenios y que al final de cuentas sean recursos que termine pagando el erario público”, señala el ex secretario Mayorga. Una tarea urgente debido a la apertura comercial del agro en 2008.

Ahora ve
No te pierdas