MBA a plazos

-
Verónica García de León

La era de los muebles y electrodomésticos quedó atrás. Antes de que termine 2006, los 10 millones de afiliados al Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), con ingresos de 1 a 25 salarios mínimos, podrán pedir financiamiento para alguna de las 15 maestrías en administración (MBA) que ofrece la Escuela de Negocios de Caixanova, en Galicia, España.

Estudiar allí, en promedio dos años, costará 15,000 euros (casi 19,700 dólares). El crédito puede ir de seis meses a 12 años. Fonacot exige al postulante ser mayor de 18 años y tener dos años en el empleo actual, pero Caixanova requiere que el candidato sea: “Licenciado universitario y, en el caso del Executive MBA, contar con experiencia de tres años en un puesto directivo”, señala Juan Aguado, representante de la caja de ahorro de la escuela.

Durante la maestría, el acreditado podría pagar sólo intereses (14% anual) y después podrá aportar a capital. Son tasas “más competitivas que en la banca”, afirma Arsenio Díaz, director del Fonacot.

El orgullo sale sobrando si se compara con la tasa que da la Caixanova a sus estudiantes en Europa, pues no supera 5%. La caja de ahorro gallega, de la que depende la escuela, está en el sitio 13 por volumen de activos dentro de las 45 que existen en España.

Y es que Fonacot, tras salir de la quiebra en 2001, tiene que ser autosustentable. Desde 2003 se financia con la emisión de bonos en el mercado de valores, obteniendo recursos hasta ahora por 10,000 MDP. “No requerimos el aval del gobierno. Nos respalda una cartera calificada triple A”, dice Díaz.

En cinco años, su cartera vencida pasó de 38 a 6%. En 2006 otorgó dos millones de empréstitos, 500% más que en 2000. Además de sus créditos para servicios médicos y turísticos, autos, mejora de vivienda y otros, cuenta ya con 400 instituciones educativas.

Ahora ve
No te pierdas