“Mi padre me enseñó a invertir”

-
Tania Lara

Cuando no aplica llaves y patadas voladoras en el pancracio, Jorge Guzmán suele leer novelas, pintar cuadros que inevitablemente incluyen máscaras plateadas o hacer apuntes en su diario que, dice, algún día publicará. Egresado de Comunicación en la Universidad Iberoamericana, Guzmán conduce un programa de radio dominical donde entrevista a luchadores ‘sin máscaras’. El resto de la semana entrena para la lucha libre o checa que todo vaya bien en sus negocios: una tienda-café en la capitalina colonia Condesa, y la licencia de uso de marca El Santo que otorgó a la cadena Cartoon Network, con la que ahora lanzará también una línea de ropa y accesorios. Y aunque ya ha filmado películas, sueña –como lo hizo su padre– con lograr ‘algo grande’ en el cine.

¿Su padre le enseñó a ser empresario?
Mi padre me enseñó a invertir. Todo su dinero lo destinaba a casas y a bienes raíces. Cuando empecé a luchar, mi primera inversión fue un terreno en San Miguel de Allende.

Estudió en la Ibero, su tienda está en la Condesa y sale en Cartoon Network, ¿El Santo se volvió fresa?
El Santo es una imagen popular. He tratado de llegar a un público que se apena de admirar al Santo, que piensan que ver las luchas es de nacos.

¿Luchará contra la piratería?
No. Tendría que llegar con la AFI a desmantelar las fábricas. En vez de acabarlos, me puse a competir. A ver a quién le compran más.

¿Cuál es su sueño como empresario?
Me encantaría ver una tienda (de parafernalia) como ésta (de la Condesa) pero en Tokio o Los Ángeles. En Tokio, los japoneses se volverían locos con esto.

¿Su esposa le maneja la agenda?
Sí. Yo soy un poco bohemio, lucho y me divierto. Y si gano, soy feliz. Pero mi representante (su esposa, Gabriela Obregón) fue actriz, productora de cine y ahora también empresaria. Ella organiza mi agenda, mis viajes, hace relaciones públicas, ella me ha sabido manejar bien.

¿Qué pasó con la película de El Santo en Hollywood?
El primer problema fue que Bruce Willis interpretaría a El Santo. De tajo les dije que no. ¿Por qué darle la máscara a los gringos?

¿Existirá el ‘nieto’ de El Santo?
Va por buen camino, tiene ganas y hay que apoyarlo. A su edad, yo también soñaba con ser luchador.

¿A qué santo le reza El hijo de El Santo?
Como los toreros, nos encomendamos a la Virgen y a Dios.

Ahora ve
No te pierdas