Bordados en serie

-
Vicente Gutiérrez Lagos

El tiempo que los compañeros de Carlos Horneffer en el Tecnológico de Monterrey dedicaban a la diversión, él lo ocupaba en cursos de corte y confección. Hoy es el propietario de Promobor, una empresa de bordado de imagen corporativa en uniformes que cuenta con un sistema de franquicias multinivel que en 2006 facturó 2 MDP y espera exponenciar sus ventas a 7 MDP en 2007.

A los 18 años, con la máquina de coser de su mamá y en una pequeña habitación, inició un pequeño negocio de camisetas. Con el tiempo Horneffer empezó a hacer uniformes para hoteles y escuelas en Cuernavaca, hasta que un amigo lo contactó con McDonalds para proveer todos los uniformes de la empresa. “El negocio se fue para arriba”.

Además se asoció con una firma sueca para maquilar de 60,000 a 70,000 prendas por mes. “El éxito era resultado de mi obsesión por hacer bien el producto, antes que por ganar mucho dinero”, dice. Pero los suecos perdieron productividad. A mediados de los 90, Horneffer regresó a los uniformes.

En busca de nuevas ideas para renovar su negocio, en 2002 Horneffer creó Promobor, un sistema que vía un software busca cambiar los procesos actuales de las empresas que se dedican a comercializar ropa con logotipo y que emplean 85% de su tiempo a operar y sólo 15% a vender. “Con mi sistema computacional operas 3% y el otro 93% del tiempo te dedicas a vender y ganar dinero”.

Promobor estuvo en riesgo de morir, pues en 2005 un socio realizó quebrantos financieros a la empresa. “Me sentí traicionado, pero ahora estoy más fuerte que nunca”.

Desde 2006 aplica dos programas para incrementar sus ingresos: un sistema multinivel para que sus franquiciados puedan subfranquiciar la tecnología Promobor a emprendedores que inviertan desde 3,000 pesos; y otro para solucionar la proveeduría de imagen en uniformes para corporativos. Con ellos pretende lograr ingresos por 600,000 pesos mensuales y en el futuro, dice, convertir a Promobor en una de las 500 mayores empresas de México.

En tanto, Horneffer planea escribir un libro, “ya tengo hasta el título: Cómo no abrir un negocio exitoso’”, bromea.

Ahora ve
No te pierdas