Pequeño olvido

-
Ángeles Castellano Gutiérrez

Puerto Peñasco es uno de los polos de atracción turística para estadounidenses que más ha crecido en los últimos años. Pero los trabajadores que llegan a instalarse ahí, sumados, al crecimiento natural de la población, hacen que la oferta para vivienda sea nula. “La tierra es muy cara y falta infraestructura básica”, explica César Tapia, delegado de Infonavit en Sonora.

Las cifras de la consultora Softec señalan que en esa localidad cada año se construyen 1,400 viviendas residenciales turísticas además de cientos de cuartos de hotel. Debido a ello, la demanda de vivienda de interés social crecerá 115% en dos años respecto de la oferta actual, revela Infonavit.

Según INEGI, en 2000 Puerto Peñasco tenía 31,157 habitantes y tasas de crecimiento de 1.6% anualmente.

Gabriel del Castillo, analista de Softec, asiente: hacen falta plantas de tratamiento, electricidad, incluso abastecimiento de agua. “Hay zonas donde hay que llevarla en pipas”, explica. “No hay un ordenamiento que muestre cómo está creciendo la zona”. Y el aeropuerto planeado en esta localidad hará crecer el turismo 30% más.

Tapia, sin embargo, aclara que las instituciones se están coordinando para solucionar el problema. El gobierno sonorense está haciendo un estudio de mercado para conocer bien las necesidades y convocó a los desarrolladores para animarles a trabajar en Peñasco. “El ayuntamiento va a ser la pieza fundamental”, explica.

De hecho, el cabildo acaba de aprobar un proyecto de 5,000 viviendas de interés social para atender la demanda en la localidad. “No es que no haya construcción”, comenta Del Castillo, “es que no se hace al ritmo que debería”.

Ahora ve
No te pierdas