Cafetería a domicilio

-
Georgina Navarrete

Para los capitalinos fueron semanas de pesadilla, pero para Francisco Pérez y Karen García, creadores de Kaffénetto, el ‘plantón de Reforma’ fue el empujón definitivo para su negocio –llevar la cafetería hasta el cliente– y la confirmación de que "tenemos un buen concepto", dice Pérez.

Bastó con arrancar el motor para hallar clientes ansiosos por tomar un buen café de Coatepec. "Fue muy buen tiempo para nosotros", relata Pérez.

Kaffénetto es una pequeña cafetería móvil que factura alrededor de 35,000 pesos mensuales y genera ganancias netas de entre 15,000 y 25,000 pesos, "depende el ritmo con que la trabajes", explica Pérez, quien cerró 2006 con dos unidades y este marzo pondrá a funcionar 10 más, gracias a la inversión de un nuevo socio.

Tal vez el concepto de ‘entrega a domicilio’ no suena novedoso, pero Kaffénetto lo llevó a un nuevo plano, al trasladar la cafetería entera y preparar los pedidos al momento de la entrega. "Nada de café frío ni capuchinos sin espuma", indica Pérez, quien en 2006 operó bajo la marca Café Urbano.

La cafetería es un pequeño carro motorizado de 1.20 metros de ancho, con una cabina que guarda todo para tomar el desayuno: jugos, cocteles de fruta, baguettes, paninos, sándwiches, donas, muffins, golosinas y café en todas las presentaciones imaginables. "Tenemos mucho de lo que se le puede antojar a quien salió al trabajo con el estómago vacío".

Francisco Pérez opera sus cafeterías en horario de oficina: de 8 a 17 horas, de lunes a viernes. A partir de marzo, la nueva flotilla de Kaffénetto estará en Santa Fe y otras zonas industriales y empresariales. "Es un negocio noble. Siete de cada 10 capitalinos tomamos café y el DF tiene zonas con muchas oficinas y ni una cafetería".

La franquicia cuesta de 190,000 a 210,000 pesos, más 1,500 pesos mensuales por supervisión y 25,000 por uso y derechos de marca. Francisco y Karen entregan el vehículo rotulado, equipado con cafetera, horno eléctrico, vitrina para alimentos, fuente de energía, insumos y permisos para empezar a trabajar de inmediato. El retorno de inversión va de siete meses a un año.

Ahora ve
No te pierdas