El que busca, encuentra

-
Jack y Suzy Welch

PREGUNTA: Pregunta: Comencé mi negocio hace 17 años, y ha crecido para transformarse en una operación sólida y redituable. ¿Dónde tiene que ir la gente como yo para conseguir asesoría con la finalidad de avanzar al siguiente nivel de crecimiento? La mayoría de los libros se enfocan en empresas nuevas y grandes. Nosotros no somos nada de eso, pero tenemos un excelente personal, un modelo de negocios muy bueno y la intención de crear algo especial.
JERRY GIAMPAGLIA, NUEVA JERSEY, EU.

RESPUESTA: La contestación a su pregunta está tan cerca como su teléfono, aunque lo que nosotros vamos a sugerir puede parecer una forma rara de usarlo. Levante el aparato y llame a las empresas que están utilizando avances administrativos realmente innovadores. Y luego, pregunte si usted puede verlos en acción. Casi seguro que la respuesta será “por supuesto, ¿cuándo quiere venir?”

Nosotros hemos visto esa dinámica funcionar una y otra vez durante muchos años. Por cierto, descubrimos que la mayoría de los ejecutivos están ansiosos por hablar de sus éxitos con cualquiera que se los pida, sin importar el tamaño de la empresa que formula la solicitud, el perfil o el poderío. En otras palabras, usted no tiene que ser un jefe importante o el empleado de una compañía famosa para conseguir que le abran las puertas. Sólo necesita tener el coraje de pedir que lo asesoren.

Por supuesto, no estamos sugiriendo que contacte a los competidores. Pero hay muchas firmas que están usando prácticas de administración que pueden mejorar su rendimiento. Por ejemplo, muchas compañías aprendieron de Toyota cómo reducir costos. Toyota abrió con orgullo sus fábricas, y las convirtió en aulas de estudio vivientes. Wal-Mart también ha mostrado a muchas compañías cómo usar la información tecnológica para sintonizar la disponibilidad de un producto y satisfacer mejor las necesidades de los clientes. Pero no piense en llamar sólo a las firmas más conocidas para que lo asesoren. Cientos de compañías, si no miles, están usando el programa de calidad Six Sigma, algunas de ellas, de una manera muy interesante.

Lo mismo aplica para muchos conceptos de administración, como por ejemplo la medida de la lealtad del cliente llamada Net promoter score (“Puntaje neto de promotores”). Lo que queremos destacar es que hay maestros en todas partes: usted tiene que encontrarlos. Y eso no es difícil, los medios de comunicación continuamente destacan historias de éxito.

Sin embargo, debemos formular una advertencia. Las visitas a las compañías para verlas en acción puede ser muy bueno, pero el ejercicio carece de sentido salvo que su gente esté lista, deseosa y sea capaz de aceptar ideas que vienen de afuera. Si no lo están, probablemente será necesario hacer primero algunos ajustes en su cultura.

Para hacer eso, usted tiene que eliminar el síndrome de ‘No inventado aquí’, que flota alrededor de su organización y reemplazarlo con una mentalidad abierta. Usted puede acelerar ese proceso usando elogio, dinero y promociones para celebrar a los empleados que encuentran ideas en el exterior y las traen ‘a casa’. Por supuesto, traer lo que se halla afuera puede ser muy difícil, en especial para compañías exitosas como la suya, pero no deje que el desafío lo disuada. Si usted en realidad quiere llegar al siguiente nivel de expansión, busque a las compañías que usan ideas que pueden abrirle los ojos, ampliar su mente y cambiar sus métodos. Y luego, alce el teléfono y llámelas. Alguien contestará.

The New York Times Syndicate

Ahora ve
No te pierdas