La edad media tecnológica

77% de las empresas cree que los ataques a sus redes informáticas vienen de la misma compañía.
Margarita Arteaga

La cultura informática en México vive 15 años detrás del mundo globalizado, sobre todo en un rubro vital para las empresas como lo es la seguridad de la información. Esto, en plena edad de internet, significa que el país marcha en una especie de Edad Media digital, en el que el tema de la cultura informática es vital para hacer negocios.

Según la consultora Ernst & Young (E&Y), el ambiente de negocios del país está expuesto a pérdidas económicas enormes ante el creciente índice de ataques informáticos.

En su versión 2007 de su encuesta global sobre seguridad, E&Y dice que las empresas mexicanas tienen una pobre cultura de protección ante crímenes como fraudes, lavado de dinero, fuga de conocimiento industrial, fuga de información y duplicidad de pagos. La firma apunta que sólo 15% de las compañías mexicanas están conscientes "de las implicaciones negativas y de los beneficios de llevar a cabo acciones para proteger su información".

Para colmo, y como ejemplo de una mala práctica corporativa, E&Y menciona que en las empresas la responsabilidad de cuidar la información estratégica se sigue relegando al área de sistemas, cuando la tendencia global es hacer responsables de ello a las oficinas del director general o, por lo menos, a la dirección de operaciones.

Uno de los efectos inmediatos es que muchas compañías que quieran ampliar sus operaciones, a nivel regional o global, se encontrarán con que sus socios extranjeros demandan prácticas de seguridad informática de clase mundial. Es decir, querrán garantizar la integridad de sus procesos de información, en caso contrario, no cerrarán negocios aquí.

Un estudio de Kaagan Research estima que 46% de las empresas mexicanas ha sido víctima de un ataque externo a su seguridad informática y la percepción es que esto podría crecer más todavía. De hecho, estos ataques (de virus, gusanos informáticos, robo de identidad corporativa) son cada vez más percibidos como amenazas reales que las que se pueden dar físicamente (robos, siniestros y demás).

Para colmo, IBM dice que en México, 77% de las empresas cree que las amenazas a su seguridad informática provienen desde dentro de las propias organizaciones, contra 66% de la percepción a nivel global.

La mayor consecuencia sobre un mal manejo de la seguridad informática, comentan los analistas, es que los clientes se alejan, los socios se llevan una mala impresión y, en general, la reputación de las empresas queda dañada. Según IBM, en 69% de los casos de ataques o problemas de seguridad, hay pérdidas económicas para las compañías, un dato a tener en cuenta al momento de invertir unos miles de pesos más en algún sistema de protección.

Ahora ve
No te pierdas