Nubes para pensar

-
Mariano Garza-Cantú

Como sala de juntas portátil o como cuarto de meditación, así define Monica Forster a Cloud (la nube), un cuarto inflable que toma tres minutos en alcanzar los 22.7 metros cuadrados. Forster aseguró que creó esta pieza a partir de una idea que tuvo para la Feria de Muebles de Milán, Italia, para tener un espacio tranquilo para la mente. También era una forma innovadora de exhibir video arte, pero Cloud evolucionó hasta ser un lugar para fomentar la creatividad e incluso como área de trabajo. La gente que entraba decía que al estar en un ambiente de tela abombada era mucho más fácil concentrarse.

Esta nube portátil pesa 12 kilogramos y cabe en un saco más pequeño que uno de golf. "Abres la bolsa, sacas el textil, conectas el cable a la electricidad y un ventilador silencioso infla el cuarto", dice Forster. Su material, ripstop nylon, es resistente a tirones o rasguños, es lavable, resistente al fuego y no se desinfla si se va la luz. Cloud está disponible en el sitio Urbanpeel.com y cuesta unos 5,900 dólares.

Este espacio se parece a una pila de almohadas abombadas. Forster explicó que le gustó la idea por su apariencia aterciopelada y por el ciclo de vida de las nubes, que aparecen en la mañana, pero en la tarde se disipan. Ella vio una analogía con el día laboral, en el que los trabajadores tienden a reunirse en una unidad operativa de 9 de la mañana a 5 de la tarde y después se dispersan a sus casas cuando llega la noche.

En su interior, la gente puede sentarse en el piso a trabajar con su laptop, o meter cualquier mueble.

Cloud es producido por Offecct, una fábrica sueca con diseños innovadores cuya filosofía es ofrecer ambientes inspiradores que incrementen la creatividad gracias a colores, formas y confort.

Anders Säterö-Jansson, director de Exportaciones de Offecct, dijo en una entrevista que la compañía vende entre 100 y 120 de es-tos productos cada año, dentro y fuera de Suecia, principalmente a firmas que quieren un espacio para hacer presentaciones y capacitaciones.

"Todo mundo quiere entrar y respirar el aire fresco, que es constantemente renovado por el pequeño ventilador que mantiene en pie a Cloud, y disfrutar de la iluminación especial. Estando adentro, parado o sentado, te das cuenta del efecto que tiene en ti, con toda la gente afuera tú puedes estar totalmente dedicado a la tarea a la que te has enfocado", cuenta el directivo de Offecct.

Säterö-Jansson aseguró que están por armar una red de distribución en países de América Latina, luego de concentrarse en la creación de una similar en Europa, Japón, Hong Kong, Australia y Canadá. "Nos encantaría comenzar con alguien en América Latina y estamos abiertos a sugerencias".

Ahora ve
No te pierdas