Visa bovina

Antes de 2012, La Mansión abrirá 70 restaurantes en EU y quizá llegue a China. Antes de 2012, La Mansión abrirá 70 restaurantes en EU y quizá llegue a China.
Fernando Ramírez

Este 2007 podría ser el año de la globalización para la franquicia de restaurantes La Mansión, empresa mexicana que se empeña en ofrecer a sus comensales un ambiente casual para tratar asuntos de negocios.

Conocida por sus filetes de bovino, La Mansión quiere sacar el mayor jugo posible a la buena racha que atraviesa. El 15 de diciembre abrió su primera franquicia en Estados Unidos (en San Antonio, Texas) y espera inaugurar otra en cuatro meses en Los Ángeles, California.

A la fecha, la empresa opera 44 establecimientos en México –ocho propios y el resto franquiciados– y ya firmó contratos para abrir 22 más en los próximos seis meses. “Hemos tenido una expansión muy grande”, dice Alberto Dieck, gerente de la cadena.

Además están en proceso de negociación de varios contratos apetitosos. En Los Ángeles, tres inversionistas están interesados en firmar el Contrato de Desarrollo para operar en esa ciudad. Uno de ellos, incluso, ofrece abrir 65 establecimientos en cinco años. Adicionalmente hay negociaciones con inversionistas de Florida, Arizona, Dallas, Houston y Chicago.

“Hay mucho terreno para crecer con negocios de comida en EU”, considera Ferenz Feher, director de la consultoría de franquicias Feher&Feher. El diagnóstico es el mismo para Dieck: “Allá la gente está deseosa de comer genuina comida mexicana, un buen guacamole o una sopa de tortilla”.

Por si fuera poco, La Mansión también podría firmar un contrato con el grupo de inversionistas que operan la franquicia de restaurantes Subway en Beijing, China. “Estamos negociando si entramos en alianza o si les vendemos la zona para que operen nuestra franquicia; el acuerdo podría darse en tres o cuatro meses”, menciona Dieck.

Para abrir un restaurante La Mansión, se requiere una inversión de entre 1.1 y 1.3 millones de pesos. En 2006, la facturación de la red de sus establecimientos sumó 174 MDP. La empresa se negó a revelar el crecimiento porcentual de sus ventas.

“Deseamos convertirnos en una empresa global. Esperamos que estos contratos se den, porque del plato a la boca, se cae la sopa”, concluye Alberto Dieck.

Ahora ve
No te pierdas