Una historia de fantasmas lleva al descubrimiento de legendaria fosa común

Dos hermanos escuchaban el relato de su abuelo todos los días de Acción de Gracias, y un día...
fantasmas  fosa común
Meghan Rafferty
Autor: Meghan Rafferty
PENNSYLVANIA, Estados Unidos (Reuters) -

"Esto es una fosa común", dijo Bill Watson mientras caminaba por un espeso bosque de Pennsylvania en un suburbio a 50 kilómetros de Filadelfia. Es el sitio llamado Duffy's Cut.

Los hermanos gemelos Frank y Billy Watson creen que 57 inmigrantes irlandeses tuvieron muertes violentas después de una epidemia de cólera en 1832. Sospechan que fueron crímenes.

"Esto es un misterio de asesinato de hace 178 años, y finalmente está saliendo a la luz hoy", dijo Frank Watson.

Los hermanos Watson oyeron de Duffy's Cut por primera vez de parte de su abuelo, empleado de ferrocarril, que le contaba la historia de fantasmas a la familia cada Día de Acción de Gracias. Según la leyenda local, registrada en el archivo del Ferrocarril de Pennsylvania, un hombre que caminaba a casa desde una taberna reportó ver fantasmas verdes y azules saltando en la neblina de una noche de septiembre de 1909.

Cuando Frank heredó el archivo de su abuelo, los hermanos empezaron a creer que las historias de fantasmas eran reales. Sospechaban que los archivos tenían pistas para la localización de una fosa común.

En 2002 empezaron a buscar y cavar. Encontraron tenedores y vestigios de un rancho, y en 2005, lo que Bill Watson llama el "santo grial", una pipa con una bandera irlandesa. Sabían que estaban cerca, pero necesitaban la ayuda de la ciencia.

Tim Bechtel, un geofísico, que supo del proyecto por un colega, contactó a los Watson, para suministrar el eslabón perdido en las labores de excavación: escáneres terrestres.

Así pudieron identificar, sin cavar, las áreas donde había objetos bajo tierra. Bechtel y los Watson detectaron "burbujas de aire", dijo.

En marzo 20 de 2009, el equipo hizo un descubrimiento asombroso: un hueso humano.

Fue sólo el principio del encuentro de muchas piezas de rompecabezas en Duffy’s Cut. Las piezas los llevaron a sospechar que algo distinto a la cólera era responsable por las muertes.

Janet Monge, antropóloga de la Universidad de Pennsylvania, parte del equipo forense que ayudó a Bechtel y a los Watson, dice que cualquier fragmento óseo da mucha información, y que algún día los dientes encontrados podrán relacionarse al ADN de los descendientes vivos de los hombres enterrados en el sitio.

Desde entonces, los forense han recogido huesos de siete esqueletos desenterrados, incluyendo cráneos. Los restos están en el Museo Pennsylvania en Filadelfia.

Monge encontró abolladuras en varios cráneos, lo que la llevó a concluir que las personas fueron golpeadas en la cabeza.

Hace dos semanas, una nueva evidencia apareció: un cráneo con una perforación que pudo haber sido de una bala.

Monge y el equipo examinarán el cráneo en busca de plomo. La fuente del hueco puede ser de una bala o un hacha. De cualquier forma, dice Monge, "si tenían cólera, eso no los mató. Yo diría que algo más los mató, pero pudieron haber tenido cólera también".

¿Por qué este misterio es tan importante para el equipo?

"Pudimos haber sido nosotros", dijo Bill Watson. "Estos sujetos llegaron a acá con nada, buscando el sueño americano como incontable cantidad de personas lo han hecho. Pensaban que lo iban a lograr y a las seis semanas de su llegada fueron enterrados aquí".

Esperan encontrar los otros 50 cuerpos que creen que están enterrados.

Los hermanos dicen que su objetivo es preservar la menoría de los trabajadores irlandeses y poner la historia en los libros, para que sea recordada.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Es una historia que trasciende naciones y la historia misma. Es la historia sobre explotación a trabajadores que oyes en todo el mundo", dijo Fran Watson.

"¿Cómo tratamos a nuestros empleados? ¿Cómo tratamos a la gente que inmigra para tener una nueva vida? Cada ser humano merece ser recordado".

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×