Un empresario protesta 'en lo más alto' de El Vaticano contra la crisis

Marcello Di Finizio subió a la cúpula de la basílica de San Pedro para pedir al papa ayuda ante la situación de "carnicería social"
di fonzi vaticano protesta san pedro  san pedro
| Otra fuente: CNNMéxico

Un hombre escaló este sábado la cúpula de la basílica de San Pedro en El Vaticano para protestar contra la "carnicería social" provocada por la crisis económica.

El empresario italiano Marcello Di Finizio pasó toda la noche colgado en la parte superior de la Santa Sede con una bandera que llevaba la inscripción: "papa Francisco, ayúdanos tú, contra la carnicería social. Por amor de Dios, deténganlos, nos están matando a todos".

Hasta la tarde de este domingo (tiempo de México) no se había informado sobre el descenso de Di Finizio de esa estructura. 

Originario de Trieste, Di Finizio protesta contra la situación económica italiana y una norma de la Unión Europea —directiva Bolkestein— que impone que salgan a subasta las concesiones de restaurantes balnearios a la orilla del mar a partir de 2015, lo que afectaría a un establecimiento de su propiedad.

Di Finizio ya se había manifestado antes de la misma forma en la cúpula de la basílica de San Pedro el 30 de julio y el 3 de octubre de 2012, además del 20 de mayo de 2013, cuando permaneció dos días con el fin de pedir al gobierno italiano ayuda para las pequeñas empresas.

El empresario utiliza siempre el mismo método: paga su entrada como un turista más, llega a la linterna de la cúpula de la basílica de San Pedro y desde ahí se desliza hasta una claraboya, donde se asegura con arneses y permanece hasta que los agentes de seguridad del Vaticano le convencen de que abandone la protesta.

En esta ocasión, Di Finzio subió con un celular donde se comunicó con el exterior a través de Facebook.

"Hace un frío terrible y estoy muerto de cansancio, manden toda la energía positiva que puedan. No pueden ganar siempre los malos en este país", escribió en la red social.

Al parecer se habría herido en una pierna. "No se siente bien, pero no abandona", explicaron desde la asociación balnearia "Donnedamare", que lo apoya. De hecho fue él mismo quien, también en Facebook, pidió ayuda.

"Por favor pueden llamar a la secretaría de El Vaticano y decirles si, muy cristianamente, podrían darme solamente un poco de agua, gasas y desinfectante. Creo que el agua no se pueda negar ni siquiera a un criminal condenado a muerte”, clamó.

"Si no tienen agua, está bien una esponja de vinagre", agregó sarcásticamente recordando la historia de la crucifixión de Cristo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Este domingo, el papa Francisco ofreció una misa previa al rezo del Angelus, ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro de El Vaticano.

Con información de EFE y Notimex

Ahora ve
Uber pagó 100,000 dólares a hackers para que destruyeran información robada
No te pierdas
×