¿Videojuegos sin armas?

Ahora, la astucia y la paciencia remplazan a la artillería virtual en la red; más de un millón de videojugadores han descargado el programa gratuito que utiliza el ingenio.
Este Halloween puedes disfrutar de videojuegos espelusnantes  (Foto: )
Nelly Acosta

La misión: infiltrar los servicios de inteligencia de Afganistán. La única forma: demostrando las habilidades personales como espía en un teatro de operaciones real. Se trata de Secret Agent, un juego en línea (newgrounds.com) de la nueva camada de programas interactivos en los que se utiliza el ingenio sin disparar una sola arma de fuego. El resultado: más de un millón de videojugadores de todo el mundo que han descargado la contienda de internet de forma gratuita.

¿Se trata del sueño de todo padre de familia de ver a su hijo ‘picado’ con una saga que no usa la violencia? ¿O sólo es un gancho que se aprovecha de la popularidad de las contiendas de acción para atrapar nuevos jugadores en la red?

“Quizás una sabia combinación de ambas. Aunque la esencia de este tipo de videojuegos que manejan la violencia con ideas sarcásticas, parodias y hasta humor negro, no es competir con la gran popularidad de los juegos tradicionales, sino el incrementar el potencial de las comunidades en línea”, explica Bruce Johnson, analista de Gigex.com.

Ejemplo de ello es el sitio New- Grounds.com, creado por Tom Fulp en 1995, cuando a los 17 años de edad decidió generar una comunidad en línea de creativos, desde adolescentes amateurs hasta expertos animadores y programadores, para que publicaran sus juegos en línea, con el único fin de darse a conocer (todas sus descargas son gratuitas). A la fecha, asegura registrar 500,000 descargas al día de todo tipo de contiendas.

Pero no es puro amor al arte. De acuerdo con cifras de NPD, una firma de análisis de mercado, alrededor de 62% de los videojugadores de todo el mundo acuden a internet a buscar sagas gratuitas, a sitios como los de Tom Fulp que viven de la publicidad.

El resultado: 8,000 mdd de ventas que generan los sitios de descargas de videojuegos con la venta de publicidad, que, como es de suponerse, en 75% de los casos queda en manos de sitios estadounidenses y sudcoreanos.

Pero, ¿quiénes son los que han estado alimentando todas estas ganancias? Un estudio publicado por America Online detectó sorpresivamente que no son los adolescentes, como pudiera creerse: son los usuarios mayores de 40 años que invierten a la semana 9.1 horas jugando y descargando contiendas, seguido de los de 30, que destinan 6.2 horas.

“La apuesta es justamente ofrecer en la red ‘algo’ totalmente insólito, para atraer fanáticos. La razón de por qué las contiendas no violentas parecen ser las más demandadas es porque, hasta ahora, han resultado ser las más creativas”, agrega Johnson.

Sólo hay que comparar: el videojuego de Pokemon, de Nintendo, considerado como el más popular de la historia con 30 millones de copias vendidas en todo el mundo desde 2003, ha encontrado su contraparte en internet bajo el nombre de Al Quaidamon, que utilizando los mismos personajes del simpático personaje japonés, reta a encontrar formas ‘diferentes’ de torturar a los prisioneros de guerra con castigos que van desde obligarlos a ver malas series de televisión hasta armar un rompecabezas con las capitales de los estados americanos. Ahora, esta parodia registra medio millón de descargas al día.

¿Las propuestas no sangrientas desequilibrarán el mercado de videojuegos, valuado en 12,500 millones de dólares? Seguramente no, pero, sin duda, han sabido aprovecharse de ello: nada más sarcástico.

Ahora ve
No te pierdas