Tenis, arcilla y mar: el juego perfecto

El Abierto Mexicano de Tenis celebra 15 años de una trayectoria deportiva única en el país; con Acapulco como sede y con nuevos cambios, el torneo espera superar el récord de asistencia.
Juan Ignacio Chela, quien ganó el Abierto en 2007, y ya está  (Foto: )
Regina Moctezuma G.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tenis, arcilla y mar. Es la mezcla perfecta para atraer a 32 jugadores, que cada año viajan de todo el mundo para participar en el Abierto Mexicano de Tenis.

“El Abierto es el torneo número uno de Latinoamérica, por encima de los que se realizan en Buenos Aires, Viña y Brasil”, asegura Raúl Zurutuza, director general del Abierto Mexicano Telcel.

Pocos acontecimientos deportivos en México tienen la trayectoria de este evento, que en 2008 celebra su décimo quinto aniversario. Pero con las celebraciones vienen los retos, pues el torneo acaba de ascender a la categoría Open 500 que le exige nuevas responsabilidades.

El primer reto es volver a llenar el estadio, pues en 2007 se rompió el récord con una asistencia de 4,000 personas diarias entre semana, y para 2008 se quiere superar la cifra, a sabiendas de que es complicado pues es semana laboral y el lleno total depende mucho de los acapulqueños.

“Finalmente la gente de Acapulco ya se hizo a la ida de que e el evento es de ellos y que tienen que echarle ganas para que se mantenga ahí”, dice Zurutuza.

Lugo vienen los grandes cambios. Para 2009 el premio para la categoría varonil ascenderá de 800 a 1,250,000 dólares. Además se remodelará el tan criticado estadio para ofrecer 1,500 plazas más –alcanzando un total de 7,500 lugares- , que contará con una infraestructura de servicios muy importante, como Internet y cuya arquitectura será de concreto, olvidando por completo las tribunas desmontables.

El torneo subsiste gracias a una estrategia comercial de patrocinios y al boletaje. En sus primeras ediciones, la balanza se inclinaba hacia los patrocinios, pero hoy en día éstos representan el 60% del financiamiento sumado al 40% de entradas.

La intención de Mextenis, organizador oficial del Abierto Mexicano de Tenis, es aumentar los ingresos por boletaje para lograr un equilibrio y no depender del todo de la participación de marcas tan importantes como Telcel, Grupo Modelo y Ford.

La fama de los jugadores es un elemento clave para atraer al público, pero los organizadores del torneo pagan muy pocas garantías para que un tenista quiera participar, lo hacen en contadas ocasiones como una motivación aparte del premio.

Aún así, la mayoría de los jugadores aceptan la invitación, pues encuentran el torneo muy atractivo por su ubicación geográfica, a nivel del mar, ideal tenísticamente para jugar. Mas hay otras cosas que atraen a los tenistas, como el hecho de estar junto al mar y el trato hospitalario por el que se distinguen los mexicanos.

“No creo que más de dos torneos en el mundo tengan el beneficio de que de su cuarto los jugadores caminen a la cancha”, comenta Zurutuza.

Quizá el mayor reto para los organizadores del Abierto Mexicano de Tenis, además de la asistencia y la infraestructura, es que los jugadores valoren el torneo per se y no sólo les atraiga el paradisíaco puerto de Acapulco.

Ahora ve
No te pierdas