Los estadounidenses son menos felices

Un estudio italiano reveló que hace 30 años la gente en Estados Unidos era más feliz que ahora; las causas son el aumento en las horas de trabajo y el deterioro en las relaciones interpersona
Falta calidad en las relaciones humanas. (Especial)  (Foto: )
ROMA (CNN) -

Los estadounidenses son menos felices hoy de lo que eran hace 30 años, debido a la mayor cantidad de horas de trabajo y al deterioro en la calidad de sus relaciones con amigos y vecinos, reveló un estudio italiano.

Los investigadores presentaron su trabajo en una conferencia sobre "Políticas para la felicidad" en la Universidad de Siena, en Italia, y destacaron dos fuerzas importantes que impulsan la felicidad: el mayor ingreso y las mejores relaciones sociales.

El equipo concluyó que una persona sin amigos o relaciones sociales con los vecinos tendría que ganar 320,000 dólares más cada año que alguien que sí tiene esos vínculos, para registrar el mismo nivel de felicidad.

Si bien el ingreso estadounidense promedio aumentó en los últimos 30 años, su aporte a la felicidad se vio ampliamente superado por la reducción en la calidad de las relaciones durante el mismo periodo.

"La principal causa es la disminución del llamado 'capital social'; el aumento de la soledad y de la percepción de los otros como (personas) de poca confianza e injustas", dijo Stefano Bartolini, uno de los autores del estudio.

"Los contactos sociales han empeorado, las personas tienen cada vez menos relaciones entre vecinos, parientes y amigos", agregó el autor.

Bartolini y otros dos investigadores italianos observaron datos entre 1975 y 2004, recopilados por los Sondeos Sociales Generales, que se realizan anualmente y controlan los cambios en la sociedad estadounidense a través de entrevistas con miles de personas.

En cambio, según la limitada información disponible, la tendencia a la felicidad se mantuvo estable en Europa, que aparentemente habría evitado algunos de los cambios laborales vividos en Estados Unidos, como una jornada más extensa y la mayor presión.

"El incremento de las horas trabajadas por los estadounidenses en los últimos 30 años afectó fuertemente su felicidad porque las personas que son más absorbidas por su trabajo tienen menos tiempo y energía para las relaciones", expresó Bartolini.

"Otra causa importante es que la sociedad estadounidense vivió en los últimos 30 años un gran aumento de la competitividad, comparada con Europa. En Estados Unidos, si se pertenece a la clase media, es más fácil volverse pobre que en Europa. Eso genera un estado de inseguridad", añadió el autor.

Ahora ve
No te pierdas