Vence México a Urugay 3-1 en fútbol

La selección de México se adjudicó el tercer sitio de la Copa América Venezuela 2007;
La selección venció a Urugay y quedó en tercer lugar de la C  (Foto: )
CARACAS (CNN) -

México salvó el sábado su honra y se quedó con el tercer puesto de la Copa América de fútbol al vencer 3-1 a Uruguay, en un partido intenso en el que mostró su potencial ante un debilitado equipo "charrúa".

El equipo azteca era uno de favoritos para ganar la competencia, pero se quedó en el camino al perder en las semifinales 3-0 frente a Argentina, que jugará el domingo con Brasil la final del torneo.

"Creo que es agradable saber que el trabajo que se ha hecho ha sido como para merecer estar detrás de Brasil y Argentina, porque la calidad del fútbol mexicano merece corroborar nuevamente que vamos por buen camino", dijo a la cadena Televisa tras el partido el director técnico del "tri", Hugo Sánchez.

Por su parte, Uruguay se despidió de la Copa como la había empezado, perdiendo 3-0 en su debut frente a Perú. Tras esa derrota, el equipo "charrúa" se había sobrepuesto, hasta que cayó en una de las semifinales frente a Brasil en la definición por penales.

En el comienzo del primer tiempo, Uruguay fue el equipo más insistente frente a un México que esperó con un sólido sistema defensivo y marcación en zona para evitar la sorpresa de la "celeste".

México fue errático en la entrega del balón y no pudo salir de su zona, por lo que pasó los primeros minutos del encuentro defendiéndose del ataque de Uruguay, que manejó bien la pelota por los diferentes sectores de la cancha pero sin concretar el gol.

Con el paso de los minutos, el "tri" reaccionó, comenzó a llegar sobre el terreno de Uruguay empujado por Nery Castillo, pero sin penetrar la fuerte defensa uruguaya.

El partido subió de intensidad con dos equipos decididos a buscar la victoria, pero sin la suficiente claridad por las precauciones defensivas y la fuerte marca que ejercieron por los dos sistemas tácticos similares de los técnicos.

El equipo dirigido por Oscar Tabárez y el Sánchez utilizaron un esquema 4-4-2, con un tercer delantero arrancando desde atrás y jugando como volante de armado.

Cuando México mejor jugaba, a los 21 minutos, Uruguay llegó por el costado derecho y Maximiliano Pereira lanzó un centro al segundo palo que concretó Sebastián Abreu, quien la empujó con la cabeza al fondo de la red para el 1-0.

México reaccionó y siguió de largo 

México reaccionó, pero no pudo llegar de inmediato al empate por la falta de precisión de sus delanteros y el buen comportamiento del arquero uruguayo Fabián Carini.

Pero, el "tri" consiguió el empate a los 37 minutos con un gol de Cuauhtémoc Blanco de tiro penal, después de que el defensor uruguayo Diego Lugano agredió de un codazo a Gerardo Torrado dentro del área y el árbitro ecuatoriano Mauricio Reinoso pitó la falta y lo expulsó.

El partido se jugó en medió de juegos artificiales y gritos de la tribuna contra el Gobierno del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

"Y va caer, y va caer, este Gobierno va caer", cantaron repetidamente los más de 20.000 asistentes al estadio universitario de Caracas.

Pese a su popularidad en Venezuela por sus planes sociales, en varios estadios se escucharon consignas contra Chávez durante los partidos.

En el segundo tiempo, México tuvo más la iniciativa, manejó el balón, y atacó frente a Uruguay que se resguardo y buscó sorprender con el contragolpe.

El "tri" consiguió el premio a su esfuerzo en el minuto 68 con un potente disparo desde fuera del área de Omar Bravo, quien recibió un balón y tuvo tiempo de moverse y de colocar la pelota lejos de las manos del arquero Carini para poner el 2-1.

El hombre de menos en la selección de Uruguay por la expulsión de Lugano se sintió y México supo aprovechar la superioridad numérica en la cancha.

A los 75 minutos, Andrés Guardado, quien entró en el segundo tiempo, recibió un balón libre de marca por el sector derecho, y empalmó un disparo potente y preciso con el que batió al arquero uruguayo para decretar el 3-1 a favor de México.

Uruguay tuvo claras opciones para descontar, pero sus jugadores no tuvieron la frialdad para definir. En otras jugadas, el arquero mexicano Guillermo Ochoa se lució y evitó la caída de su red.

El alcalde metropolitano de Caracas, el oficialista Juan Barreto, debió enfrentar una fuerte rechifla de los asistentes a la tribuna preferencial, quienes a gritos le pidieron en repetidas oportunidades salir del estadio.

"Fuera, fuera, fuera", gritó la enardecida tribuna mientras uno de los escoltas del político agredió a un aficionado con un golpe en la cara, según observó un corresponsal de Reuters.

Ahora ve
No te pierdas