Toros pesan de menos en el DF

La Profeco inmovilizó la báscula con la que pesan a los toros, el instrumento no cumple con la a pesar de los 2 kilos menos la Plaza de Toros México continuará con su temporada.
La báscula de la Plaza de Toros México pesa 2 kilos de menos
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Por incumplir con la tolerancia establecida en la Norma Oficial Mexicana de pesos y medidas la báscula localizada en la Plaza de Toros México fue inmovilizada por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

“Si bien la báscula no es utilizada para operaciones de tipo mercantil, se trata de un instrumento de medición que incumple con la Norma y con la Lista de instrumentos de medición cuya verificación inicial, periódica o extraordinaria es obligatoria (…) además de que en la Fiesta Brava el peso de los toros es determinante para el espectáculo que se ofrece a la afición taurina” dijo la Profeco en un comunicado.

Sin embargo, la temporada chica de toros continuará ya que el peso que señala la báscula no es mayor al peso real de los animales, sino que es dos kilogramos menor, según comento la empresa, es decir si un novillo al pesarlo marca 350 kilos su peso real es de 352, lo que no afecta la corrida.

“No afecta porque como dice el dicho, el que nada debe, nada teme. La báscula es para cumplir con las normas del reglamento taurino, no para comercializar”,dijo Arturo Cabrera, gerente de la plaza.

Un toro de lidia debe pesar cuando menos 450 kilos y de novillada 350.

La verificación a los instrumentos de medición de la Monumental Plaza  de Toros México, que en- esta época lleva a cabo la temporada chica 2007, se llevó a cabo a petición de las autoridades de la delegación Benito Juárez.

Como resultado de las pruebas realizadas en la báscula por el personal de la Profeco se determinó que el instrumento incumplió con lo establecido en la Norma, al  mostrar un kilo menos de lo permitido por la tolerancia, lo que si bien no es significativo en el peso de los ejemplares de lidia, si representa un incumplimiento a la Ley que debe ser sancionado.

Para regularizar su situación, la empresa solicitó una nueva calibración de la báscula, por lo cual tendrá que pagar la cantidad de 661 pesos, y derivado del procedimiento administrativo que se sigue por el incumplimiento a la Ley, podría hacerse acreedora a una sanción económica que oscila entre los  498 a un millón 950,000pesos.

La Profeco también verificó las  básculas para el pesaje de los toros en las plazas de Aguascalientes y Guadalajara, en las cuales no se han presentado irregularidades.

Ahora ve
No te pierdas