Las Nuevas 7 Maravillas van al espacio

Fotografías en tercera dimensión de cada una de las maravillas serán enviadas al espacio; la idea es que el material flote en el espacio de modo que pueda ser descubierto algún día.
Chichén Itzá fue elegida como una de las nuevas siete maravi  (Foto: )
Ginebra (AP) -

El organizador de la encuesta mundial que eligió las Nuevas Siete Maravillas del Mundo tiene ahora previsto inmortalizar los monumentos tomando fotografías en tercera dimensión de cada uno para enviarlas al espacio.

Las Nuevas Siete Maravillas, incluidas tres en América Latina  -Chichén Itzá en México, Machu Picchu en Perú y la estatua de Cristo Redentor en Brasil- fueron anunciadas el 7 de julio, tras una votación realizada por la organización New7Wonders, sin fines de lucro.

''Creo que sería valioso preservar esta memoria al comienzo del tercer milenio en la mejor forma posible, y cerciorarse de que incluso si el mundo es destruido, esto se conservará en algún lugar'', dijo el aventurero suizo Bernard Weber, quien anunció la campaña en 1999.

Weber dijo que planea enviar fotos tridimensionales guardadas en un CD, un aparato iPod u otro medio de almacenamiento de datos, hacia el espacio.

Añadió que el disco podría ser colocado en un cohete, pero no dio detalles sobre cómo o cuándo se hará. La idea es que el material termine flotando en el espacio de modo que pueda ser descubierto algún día, aunque la Tierra dejara de existir.

''Como un primer paso, planeamos tomar medidas fotográficas tridimensionales (de las Siete Maravillas) de modo que podamos preservarlas'', dijo Weber a The Associated Press, en una entrevista telefónica. ''Desde luego, la idea es un poco loca, pero creo que inspirará a la gente''.

Más de 100 millones de personas de todo el mundo votaron mediante la internet y mensajes de texto por teléfonos celulares, a fin de elegir las Nuevas Siete Maravillas, de entre una lista de 20 candidatas finales.

Las otras elegidas fueron el Taj Mahal en la India, la Gran Muralla China, el Coliseo romano y la antigua ciudad de Petra en Jordania.

Las pirámides de Egipto, la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo originales que se mantiene en pie, conservaron su condición después que los funcionarios de El Cairo, indignados, consideraron que no debían competir en la encuesta.

Weber dijo que la campaña continuará ahora con la nominación de las siete maravillas naturales del mundo y las siete maravillas tecnológicas. Entre los ejemplos de las primeras figurarían el Gran Cañón del Colorado, el Monte Kilimanyaro en Tanzania o el gran arrecife coralino en Australia. Entre las maravillas tecnológicas podrían contemplarse el Puente de Brooklyn o el Internet.

La fundación de Weber, con sede en Suiza, busca promover la diversidad cultural apoyando, preservando y restaurando monumentos. Depende de donaciones privadas y recaudó dinero al vender los derechos de transmisión de la ceremonia donde fueron anunciadas las Nuevas Siete Maravillas, en Lisboa.

La fundación ayudó también a establecer un proyecto para reconstruir las estatuas gigantescas de Buda en Bamiyán, Afganistán, al donar fondos para crear un modelo tridimensional de la obra, destruida por el régimen fundamentalista del Talibán en el 2001, dijo Weber.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que ha enumerado los sitios considerados Patrimonio Cultural de la Humanidad, en la que figuran 851 monumentos, ayudó a determinar los criterios para la postulación de las candidatas a Nuevas Siete Maravillas, en las primeras etapas del proyecto.

Pero Weber dijo que el organismo se distanció después del proyecto, porque los estatutos de la UNESCO le impiden hacer campaña o expresar predilección por algún monumento en particular.

 

Ahora ve
No te pierdas