Valentino celebra sus 45 años

El diseñador celebró su aniversario en el mundo de la moda con un gran desfile en Roma;
ROMA, jul 8 (CNN) -

Valentino volvió a reunir el sábado a una serie de estrellas de cine y grandes diseñadores en un desfile de alta costura concebido como el clímax del aniversario de su brillante carrera.

Giorgio Armani, Karl Lagerfeld, Donatella Versace y Tom Ford se unieron a las actrices Uma Thurman y Sarah Jessica Parker en primera fila para disfrutar de un espectacular desfile basado en símbolos de la "dolce vita" italiana: ópera, trajes de noche glamourosos y helados.

Valentino, famoso por sus vestidos rojo pasión, regaló un desfile engalanado con la opulencia que ha definido su carrera desde que vistiera a Audrey Hepburn y Jacqueline Kennedy Onassis en la década de los sesenta.

Era el epicentro de los tres días de fiestas que marcan su 45 aniversario como diseñador y que atrajo al tipo de estrellas que normalmente asisten a los Oscar.

Mick Jagger, Sienna Miller y Maggie Cheung se unieron a la fiesta en Villa Borghese.

"Me encanta Valentino. Sus vestidos son tan elegantes y femeninos. Es un placer y un privilegio llevarlos", dijo Thurman.

En el desfile en una basílica del siglo XII cerca del Vaticano, las modelos llevaron trajes con faldas adornadas con encajes para el día y brillantes vestidos de noche con diamantes en tonos negros, blancos, pastel y rojos, sello de Valentino.

Pieles, plumas y bordados acentuaban las cinturas y los hombros mientras las gasas en abrigos y mangas daban un efecto de cuchara de helados.

"Fue bonito. Me encantaron los vestidos helado, los vestidos sorbete. El rosa y el púrpura fueron los mejores", dijo el diseñador Zac Posen.

Valentino, que ha negado en repetidas ocasiones que las celebraciones sean un preludio de su retirada, cerró el desfile vestido con un traje blanco y entre lágrimas, mientras la audiencia le ovacionaba al son del "O Mio Babbino Caro" de Giacomo Puccini.

"Parecía el desfile de un hombre joven con un gran futuro", dijo Andre Leon Tallye, editor de Vogue en Estados Unidos.

El futuro del septuagenario Valentino ha sido objeto de rumores antes del evento, inmediatamente después de la semana de la moda de París.

La casa pasó a ser controlada en mayo por la firma de capital privado Permira y se espera que tome una posesión completa al final del verano.

Los expertos de la industria son escépticos ante los nuevos propietarios, cuyo negocio es recortar costos y aumentar beneficios, y no verán con buenos ojos el abundante gasto que ha definido la carrera de Valentino. El diseñador ha gastado 270,000 dólares en la restauración de un templo en el Foro Romano para una cena en la noche inaugural de las celebraciones.

Ahora ve
No te pierdas