Se estrenará en México la ópera Turandot

La Compañía Teatro Colón trasladó a más de 200 personas de Buenos Aires para el estrenó de la o con la presentación de la pieza en México, esperan iniciar un largo proyecto cultural.
El elenco de la ‘Ópera Turandot’ en el Auditorio Nacional, e
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

Porque la ópera fue en siglos pasados el equivalente de la telenovela actual y no se trata de un espectáculo para miembros de ''alguna secta'', los directores de la Compañía Teatro Colón están más que orgullosos de poder traer a México su obra ''Turandot''.

El montaje no ha sido fácil.

Requirió el traslado de más de 200 personas desde Buenos Aires, incluidos actores, orquesta y coros, 250 trajes de época, 300 pares de zapatos, así como grandes piezas de escenografía, luces y utilería que requirieron de cinco contenedores de 50 pies.

''En términos artísticos es un hecho histórico para nosotros'', dijo en rueda de prensa Marcelo Lombardero, director artístico del Teatro Colón.

''Pero además... esta es una buena oportunidad de acercar a la gente no melómana al mundo de la ópera. Todos sabemos que el teatro tiene una reputación expulsiva del público. La gente cree que hay que pertenecer a una secta especial o estar iniciado en alguna logia secreta para disfrutar el espectáculo operístico y no es así'', afirmó.

''Turandot'' es una obra trágica del italiano Giacomo Puccini sobre la búsqueda del poder, el amor y el desamor, y se desarrolla en la época de la China imperial.

El tenor mexicano José Luis Duval, protagonista de la obra, está seguro de que ésta conquistará el corazón de quien la vea, porque ''es la más hermosa y con la que se cierra un ciclo de ópera que no ha vuelto a repetirse'' en la historia, según su apreciación.

''Van a ver y escuchar la música de un compositor privilegiado que fue tocado por Dios'', aseguró el cantante, añadiendo que ''en Puccini no hay desperdicio desde que abre... hasta que termina todo es un agasajo musical. Es una fiesta de color, de la música, de los sentimientos y que se pude uno acercar de diferentes maneras''.

Los intérpretes, contrario a la tradición, utilizarán amplificadores en sus cuatro presentaciones en el Auditorio Nacional de la capital mexicana, donde la altura, la contaminación y el clima los obliga a cuidarse más la garganta para no decepcionar al público.

Pero ninguna de esas circunstancias, ni el hecho de que ese escenario tenga un ambiente y acústica diferente a la de un teatro convencional, afectará la magia de la obra, afirmaron los directivos.

Según Leandro Iglesias, director general de la compañía, el montaje se pensó en un inicio para un espacio no tradicional: un estadio. Por ello el desafío de hacer que el montaje se sienta íntimo es muy grande, ''pero es posible''.

Con la presentación de la pieza en México, la Compañía Teatro Colón espera iniciar un largo proyecto de intercambio cultural institucionalizado en el que se compartan conocimientos académicos, tecnológicos, así como de organización de grandes producciones.

''Prontamente aquí y en Buenos Aires vamos a anunciar cuáles son nuestros proyectos'', adelantó.

Ahora ve
No te pierdas