Cientos de personas bailarán tango

Más de 450 parejas de todo el mundo competirán en el Quinto Mundial de Tango en Buenos Aires; Japón, donde el tango es muy popular, tiene el mayor número de representantes fuera de los loca
El desafío es ganar en la Meca del tango. (AP)  (Foto: )

Con coloridos trajes y ensayando cortes y quebradas, algunas de las 450 parejas de todo el mundo que participarán en el Quinto Mundial de Tango, se presentaron el martes en el tradicional Obelisco de Buenos Aires.

Los idiomas y rasgos se confunden. Japonés, italiano, español, inglés... Ellas con sus vestidos llamativos, tacones altos y rostros cargados de maquillaje; ellos con sacos cruzados y zapatos lustrados. Cada pareja parece en su mundo, pero se miran de reojo mientras posan ante decenas de fotógrafos, con el emblemático monumento porteño de fondo.

Hasta que la música empieza a sonar y las diferencias desaparecen. Como en transe, las duplas combinan distintos movimientos sobre una acera céntrica, dejándose llevar por la melodía, que alguna vez fue tan ajena pero que adoptaron como propia.

Amantes del tango de todo el mundo, oficialmente 207 parejas extranjeras, el resto argentinas, participarán desde el viernes en el campeonato, que se divide en las categorías Tango Salón y Tango Escenario.

Algunos van por la gloria. No por el premio económico (poco más de 2,000 dólares), sino por el desafío de ganar en la Meca del tango, como los italianos Mauro Zompa y Sara Masi, que el año pasado llegaron a la final en ambas categorías.

''Hemos trabajado mucho durante este año y esperamos que se nos dé, pero el nivel de las parejas es altísimo. Será una competencia muy dura'', dijo Zompa, de 40 años. Junto a su compañera Sara, ambos de Florencia, vinieron de vacaciones hace un par de años a Buenos Aires y quedaron fascinados por la danza, que perfeccionaron en su país con maestros argentinos.

Los japoneses Yoshinobu Nagai, de 36 años, y Yuriko Tsunehiro, de 37, campeones de Asia, fueron invitados al torneo y por ello acceden directamente a las semifinales, un síntoma de cómo ha evolucionado el baile en tierras asiáticas.

''El tango en Japón es muy popular. Nosotros bailamos tango todas las noches Tokio. Cada vez más gente se acerca al tango'', contó Nagai.

Pero todos coinciden que están en desventaja ante los competidores argentinos, que ''traen el tango desde la cuna'', reconocen Alison Fiddler y Neville Waisbord, de Nueva Zelanda.

No es causalidad que los colombianos Carlos Paredes y Diana Giraldo Rivera fueran los primeros extranjeros en ganar el certamen el año pasado.

''El mundial atrae a los extranjeros porque para ellos esto es como un postgrado. Es como recibirse de tanguero'', opina Carolina Simón, directora del certamen.

Fuera de los locales, Colombia y Japón tienen el mayor número de representantes. Simón dijo que en esta oportunidad el número de parejas es semejante al del 2006, pero ''hay más variedad de procedencia'', desde México, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Brasil, Bolivia, Chile, Estados Unidos y Venezuela hasta Alemania, Inglaterra, Francia, Serbia y Australia, entre otros.

Ahora ve
No te pierdas