Mayor acervo cultural Colombia en cárcel

Una antigua cárcel, ahora un museo, alberga el mayor acervo cultural del país; tiene casi 200 años de existencia.
BOGOTÁ (Notimex) -

Las paredes de lo que fue la mayor cárcel del país brindan albergue al Museo Nacional de Colombia, uno de los más antiguos de Latinoamérica, con un rico acervo del arte y la ciencia acumulado durante sus casi 200 años de existencia.

El Museo Nacional de Colombia cuenta en sus salas con más de 20,000 piezas representativas de todas las épocas de la historia nacional, las cuales están distribuidas en colecciones de Arqueología, Arte, Historia y Etnografía.

La institución es uno de los lugares más representativos del país y donde los habitantes de Bogotá y miles de turistas nacionales y extranjeros pueden viajar a través de la rica historia de esta nación sudamericana.

La primera imagen del museo es imponente e inquietante a la vez, pues sus gigantescos muros de piedra contrastan con sus pocas ventanas y su entrada de rejas que evocan la época de presidio que vivió este edificio.

En el lugar se puede hacer un intenso recorrido por las diferentes épocas que ha vivido esta parte del territorio americano, desde los vestigios de sus pueblos originarios hasta sus realidades modernas.

El suelo frío, las puertas de prisión y la luz tenue contrastan con la alegría, la tristeza y la suntuosidad de las colecciones de arte, historia, objetos e imágenes que mantiene entre sus paredes.

"Lo que uno encuentra cuando hace el recorrido por el museo es un cuento que teje la mirada histórica, la mirada de las artes y la mirada de la ciencia del país", indicó a Notimex la curadora de la colección de Arte e Historia del Museo, Cristina Lleras.

La historiadora dijo que el Museo Nacional ha evolucionado a la par de Colombia, pues durante muchos años luchó por conseguir una sede estable y, cuando la consiguió, vio reflejado en su devenir las inquietudes políticas y burocráticas de la nación.

El museo fue fundado por una ley del primer Congreso de la República el 28 de julio de 1823, con la idea de conservar y divulgar los testimonios representativos de los valores culturales de la Nación Abrió sus puertas el 4 de julio de 1824.

La historia de este proyecto ha estado muy lejos de ser tranquila, pues funcionó hasta 1946 en diferentes sedes transitorias, debido a la cambiante situación política y económica del país.

"Eso es quizá lo más bello del museo, que ha tenido que sobrevivir en medio del cambiante panorama político del país. Pese a diversos problemas presupuestales e ideológicos, ha logrado mantener gran parte de sus colecciones para reflejar la realidad", dijo Lleras.

El primer recinto que albergó la institución fue la ya desaparecida Casa Botánica o Casa de los Secuestros y luego el museo pasó por el edificio de Las Aulas, el Pasaje Rufino Cuervo y el edificio Banco Pedro A. López.

El Ministerio de Educación Nacional y la Comisión Organizadora de la IX Conferencia Panamericana decidieron destinar como sede definitiva del Museo al edificio de la antigua Penitenciaría Central de Cundinamarca, popularmente denominada "Panóptico" a partir de 1948.

"Tenemos diversas salas con montajes permanentes y temporales donde le transmitimos a la gente gran variedad de temas arqueológicos, políticos, sociales y culturales. Tenemos 17 temas distintos que abarcan más de 300 años de historia", sostuvo la curadora Lleras.

En los 8,551 metros cuadrados de construcción, el Museo Nacional de Colombia guarda desde una rica iconografía del Libertador Simón Bolívar y hasta obras contemporáneas del afamado artista plástico Fernando Botero.

El recinto cultural ofrece además muestras internacionales como la tumba del Señor de Sipán, de Perú, que en la actualidad ocupa una sala especial.

"Somos el museo más importante del país y uno de los más antiguos de Latinoamérica y buscamos que la gente venga porque los museos no son esos sitios lúgubres que las personas imaginan, sino espacios de aprendizaje y diversión", concluyó Lleras.

Ahora ve
No te pierdas