Receta médica mató a Beethoven

El doctor del músico le dio, sin saberlo, una sobredosis de plomo lo que agravó su enfermedad; el compositor tenía una edema abdominal y el plomo penetraba su hígado, según un patólogo viené
El compositor murió a los 57 años. (AP)
VIENA (AP) -

¿Alguien mató a Beethoven? Un patólogo vienés sostiene que el médico del compositor lo hizo al recetarle, sin saberlo, una sobredosis de plomo en un caso en que el remedio agravó la enfermedad.

Otros investigadores no están convencidos, pero todos coinciden en una cosa: el maestro estuvo muy enfermo en los años previos a su muerte en 1827.

Investigaciones anteriores determinaron que Beethoven padecía saturnismo, o intoxicación con plomo, al detectar altos niveles del metal en su pelo y luego en fragmentos de sus huesos. Estos descubrimientos sustentaron la convicción de que el saturnismo le provocó la muerte a los 57 años.

Pero el forense vienés Christian Reiter dice que meses de investigaciones con métodos aplicados a cabellos de Beethoven le han permitido llegar a nuevas conclusiones.

Dice que su análisis, publicado la semana pasada en la revista especializada Beethoven Journal, demuestra que durante los últimos meses de vida del compositor, las concentraciones de plomo en su cuerpo aumentaban bruscamente cada vez que lo trataba su médico, Andreas Wawruch, por su edema abdominal. Las dosis fatales de plomo penetraron en el hígado enfermo de Beethoven y finalmente lo mataron, dijo Reiter.

''Su muerte se debió a los tratamientos del doctor Wawruch'', declaró Reiter, jefe del Departamento de Medicina Forense de la Universidad Médica de Viena.

''No se puede culpar al doctor Wawruch'', acotó. ''¿Cómo habría de saber que Beethoven padecía una enfermedad grave del hígado?''

Nadie lo sabía en esa época.

Sólo la autopsia tras la muerte del compositor en Viena, el 26 de marzo de 1827, permitió a los médicos descubrir que Beethoven padecía cirrosis hepática además de acumulación de líquido en el abdomen. Reiter dice que para aliviar los dolores del compositor, Wawruch le perforaba la cavidad abdominal y luego sellaba la herida con un cataplasma que contenía plomo.

Aunque ya se sabía de la toxicidad del plomo, las dosis contenidas en el bálsamo del tratamiento ''no eran tan venenosas como para matar a una persona sana'', dijo Reiter. ''Pero evidentemente, el doctor Wawruch no sabía que su tratamiento atacaba un hígado ya enfermo y mataba al órgano''.

Antes de la aparición de los edemas, Wawruch anotó en su diario personal que trató un brote de neumonía meses antes de la muerte de Beethoven con sales que contenían plomo, agravando lo que según los investigadores ya era un caso de saturnismo.

Pero, según Reiter, fueron las dosis reiteradas de la crema con plomo aplicadas por Wawruch durante las últimas semanas de vida del músico las que acabaron por matarlo.

El análisis de los cabellos reveló ''varios picos en los cuales la concentración de plomo se elevó de manera enorme'' en las cuatro ocasiones entre el 5 de diciembre de 1826 y el 27 de febrero de 1827 en que, según el propio Beethoven, Wawruch trató su edema, dijo Reiter. ''Cada vez que le perforó el abdomen... tenemos un aumento de la concentración de plomo en el pelo''.

Ahora ve
No te pierdas