Sarkozy se enoja con paparazzis

El presidente francés se alteró con dos periodistas que le tomaban fotos mientras vacacionaba; el mandatario saltó al bote de los fotógrafos de EU y les gritó fuertemente en francés.
Sarkozy pidió que lo dejaran tranquilo. (AP)
NEW HAMPSHIRE (AP) -

El presidente francés Nicolas Sarkozy perdió la cordura el domingo con dos fotógrafos estadounidenses que daban cobertura a sus vacaciones. El mandatario saltó al barco de los reporteros y les gritó con fuerza en francés.

La confrontación se suscitó el domingo en la tarde cuando Sarkozy y sus acompañantes navegaban por el Lago Winnipesaukee, cuando se percataron de la presencia del fotógrafo Jim Cole de AP y del también reportero Vince DeWitt, que estaban en un bote al otro lado de las bollas monitoreadas por la Patrulla Marina de New Hampshire.

Antes de que Sarkozy notara su presencia, Cole había ido con la patrulla marina, con quien se identificó y pidió permiso para estar ahí.

“Él estaba feliz, sonreía y saludaba a la gente de seguridad mientras salía”, dijo Cole del presidente. “Después se dio cuenta de que le estábamos tomando fotos y su expresión de felicidad se desvaneció de inmediato”.

Los fotógrafos dicen que vieron a través de sus lentes cuando Sarkozy los señaló y su barco empezó a moverse en su dirección. Al llegar al lado del bote de Cole, se brincó y empezó a gritarles.

“El presidente estaba muy agitado, hablando en francés, muy rápido y fuerte”, dijo DeWitt.

Ambos reporteros dicen que le dijeron repetidamente que no hablaban francés. Cole dice que preguntó si alguien que estuviera en el barco hablaba inglés, pero nadie contestó ni intervino.

Sarkozy tomó la cámara de DeWitt pero pronto la dejó. De pronto una mujer habló en inglés y reiteró el deseo del presidente de dejarlo tranquilo. La mujer no se identificó.

Horas antes, Sarkozy había hablado con los reporteros y les dijo en francés, “Estoy listo para contestar todas sus preguntas, y tal vez terminen cubriendo otras noticias y así me dejarán tranquilo a mí y a mi familia”. Un reportero de AP registró las palabras del presidente y las mandó traducir, pero los fotógrafos no escucharon la traducción hasta después del altercado.

Después de que Cole y DeWitt prometieron ya no tomar fotos por el día, Sarkozy se calmó, regresó a su barco y continuó disfrutando del lago, seguido de un bote con agentes del Servicio Secreto de EU.

El gobierno francés en París no tuvo un comentario inmediato al suceso.

Sarkozy y su familia han estado vacacionando en una propiedad a la orilla de un lago en Wolfeboro, perteneciente a un alto ejecutivo de Microsoft Corp., Michael Appe. El presidente fue fotografiado anteriormente mientras descansaba cerca del muelle.

Ahora ve
No te pierdas