Miss América, en contra de la anorexia

Kirsten Haglund hará campaña para concientizar a los jóvenes sobre los problemas alimenticios; la nueva reina llegó a padecer la enfermedad antes de coronarse en el certamen de belleza.
Kirsten Haglund de Michigan se coronó como Miss America 2008  (Foto: )

Apenas hace tres años la flamante Miss América, Kirsten Haglund, consumía mínimas porciones de comida y llegó a estar tan tan flaca que sus padres la ''arrastraron al doctor''.

Haglund fue diagnosticada con anorexia. Sus clavículas resaltaban, su ritmo cardíaco había bajado y sus relaciones se habían erosionado.

''Me sentía fatigada subiendo seis escalones'', confesó el domingo la beldad de 19 años, al día siguiente de ser coronada Miss América 2008. ''Era una persona completamente diferente, nada bonita''.

Haglund planea pasar su año de reinado intentando concientizar a la juventud sobre los desórdenes alimenticios, promoviendo el certamen de belleza y ayudando a la fundación por los niños Children's Miracle Network mientras mantiene un estilo de vida saludable que incluye ejercicio.

Para ganar su corona, la nativa de Farmington Hills, Michigan, cantó ''Over the Rainbow'' y lució un bikini negro con dorado.
''Una tiene que tener curvas'', dijo con orgullo. ''No puede lucir como un palo''.

La aspirante a estrella de Broadway incluso se comió las monedas de chocolate que le dejaban sobre la almohada de su hotel, el Planet Hollywood Resort & Casino.

''Sí, Dios mío, sí. Me encanta el chocolate. Es el mejor amigo de una chica'', expresó.

La rubia de 1.72 metros (5 pies 8 pulgadas) de altura dijo que no revela su peso para evitar establecer niveles que puedan obsesionar a otras jóvenes a perder peso.

Indicó que abandonó su sueño de ser bailarina profesional para escapar de un ambiente en el que era premiada por ser delgada y una industria que dijo esconde bajo la alfombra su preocupación por los desórdenes alimenticios.

La Asociación Nacional de los Desórdenes Alimenticios calcula que el mal afecta a 10 millones de chicas y mujeres y a un millón de chicos y hombres en Estados Unidos.

Y la labor de Haglund comienza de inmediato: El domingo tomó un avión a Nueva York para aparecer el lunes en el programa ''Live With Regis and Kelly''.

Aunque la adolescente dijo que no se dejaría llevar por la tentación, tampoco planea saltarse ninguna comida durante su reinado.

''Voy a disfrutar mi comida'', afirmó.

Ahora ve
No te pierdas