Argentina empieza bien la Copa Davis

El argentino David Nalbandian arrancó con un triunfo sobre Jamie Baker; el tenista argentino noveno del ránking mundial, dejó en claro que era el gran favorito.
David Nalbandian demostró porque es el número 9 del mundo en
BUENOS AIRES (AP) -

En un día nublado, con amenaza de lluvia y ante unas siete mil personas en el estadio Mary Terán de Weiss al sur de Buenos Aires, presenciaron el inicio de la Copa Davis.

Argentina, con un triunfo de David Nalbandian sobre Jamie Baker, abrió victoriosa el viernes su duelo ante Gran Bretaña por la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis.

Nalbandian, el mejor tenista argentino y noveno del ránking mundial, dejó en claro que era el gran favorito ante Baker (235) al vencerlo 6-1, 6-3, 6-3 en casi dos horas de juego.

Desde el fondo de la cancha de arcilla, Nalbandian marcó el ritmo del partido y cerró el primer game sin conceder puntos.

Después, un derechazo cruzado abrió el primer quiebre para Nalbandian, quien prosiguió manejando el duelo a su antojo.

Cuando estaba 5-0 abajo, Baker alcanzó el punto del honor con el servicio a su favor y tras ponerse 40-0, más por errores del argentino que por aciertos propios.

En el segundo set, Nalbandian le quebró de entrada el saque a Baker con una impecable volea de revés para encaminarse hacia un nuevo punto, ante un Baker errático que arriesgó poco con su servicio.

Sin darle tregua ni respiro, el argentino siguió al control para estampar el definitivo 3-0.

En el segundo turno, Agustín Calleri jugaba contra Alex Bogdanovic.

El sábado disputarán el dobles Nalbandian y José Acasuso contra Jamie Murray y Ross Hutchins.

El domingo, si por entonces la serie no está liquidada en favor de Argentina, con lo cual habría cambios de nombres, se medirán Nalbandian ante Bogdanovic y Calleri con Baker.

El que salga airoso entre Argentina y Gran Bretaña se las verá en los cuartos de final con el vencedor del duelo entre Suecia e Israel.

Argentina busca la primer Ensaladera de Plata de su historia, la cual estuvo a punto de atrapar cuando perdió las finales de 1981 y 2006, ante Estados Unidos y Rusia, respectivamente.


Ahora ve
No te pierdas