Redford: le gusta YouTube, prefiere cine

El actor y director alabó los populares sitios de intercambio de videos; dijo que la tecnología hace falta, pero el contenido es la esencia de las películas.
Para Robert Redford el arte será el guía de la tecnología en
BARCELONA (CNN) -

El actor y director Robert Redford alabó las populares páginas de intercambio de videos como YouTube, pero señaló que la calidad del contenido aún proviene de las auténticas películas.

"Estoy del lado del contenido. La tecnología hace falta, pero lo que separa el trigo de la paja es la calidad", opinó Redford en el Congreso Mundial Móvil de Barcelona.

"YouTube y cosas como esa están democratizando, pero hay un montón de chatarra ahí", comentó el miércoles en la tarde en el marco de la feria de tecnología.

Redford y la asociación de la industria GSM lanzaron en noviembre del 2006 un proyecto para grabar cortos con teléfonos móviles. Hasta ahora, se han hecho cinco películas, precisó.

El actor de 71 años ganador del Oscar, que fundó el Instituto de Cine de Sundance para apoyar a los cineastas independientes, comentó que ve películas en su móvil y afirmó que arte y necesidad tecnológica no son excluyentes entre sí.
"Cuanto más se mezcle el arte con la tecnología, más la guiará", dijo Redford.

Aunque el entretenimiento en teléfonos móviles podría tener un afecto aislante, agregó que estaba convencido de que la gente siempre buscará y necesitará interacción social.

"Hay toda clase de usos para los teléfonos móviles, pero son sólo otra forma de conexión humana", resaltó.
Al ser consultado sobre cuál de las últimas películas que ha visto le ha impresionado, mencionó al film del 2007 "The Diving Bell and the Butterfly".

La película describe la vida de un hombre de 43 años después de un ataque que le deja paralítico, con el guiño de su ojo izquierdo como su única forma de comunicarse.

"Podías sentir la agonía y así es como debe ser", destacó.

Entre sus propias películas, Redford señaló que demasiadas fueron especiales como para decir cuál era su favorita.
"Si algo tuviera que impresionarme o satisfacerme más sería haber hecho películas que me dijeron que no podían hacerse. Eso fue muy satisfactorio para mí", contó.

El actor añadió que no tenía interés ni paciencia para secuelas cuando había tantas historias originales por contar.

Ahora ve
No te pierdas