Shaila Durcal está lista para casarse

La hija de Rocío Durcal contraerá matrimonio con su representante, el mexicano Dorio Ferreira; la cantante lanzará muy pronto un nuevo álbum, donde debuta como compositora.
La cantante tiene 28 años de edad (AP).
NUEVA YORK (AP) -

Lo que más extraña Shaila Durcal de su extinta madre son las conversaciones que solían tener. ''Nos lo pasábamos riéndonos'', dice la hija de la legendaria Rocío Durcal.

Ahora que le rindió un homenaje musical con el disco ''Recordando'' y que está próxima a casarse, la madrileña de 28 años espera compaginar exitosamente carrera y familia, al igual que pudo hacerlo su progenitora.

''Para mí es relativamente fácil porque gracias a Dios mi futuro esposo es mi representante, (el mexicano Dorio Ferreira), y como le pasó a mi mami con mi padre (Antonio Morales Junior), no hay nada mejor que eso'', dijo la artista en Nueva York, donde se encontraba de promoción.

''No hay nada que me satisfaga más que compartir los viajes y todo con él'', añadió sobre su prometido, con quien se casará en México en abril. ''Si no pudiera, la verdad me moriría de tristeza''.

Shaila, quien en medio de los preparativos de la boda anda a millón grabando una nueva producción discográfica y preparándose para dos giras musicales, adelantó que su vestido de novia, diseñado por la barcelonesa Rosa Clará, es ''justo lo que quería'' y que ''tendrá algo de encaje... ¡Va a ser precioso!''

Sobre el nuevo álbum, totalmente inédito y en la que debutará como compositora, dijo que saldría al mercado entre mayo y junio y que estará cargado de pop, con un sonido internacional.

''He intentado pensar en todo tipo de público, desde mis sobrinitos pequeños hasta la generación de mi mami y mayores, que seguían a mi mami a toda costa'', dijo. ''Tengo muchísima ilusión y ya está listo para meterlo al horno y que salga calentito dentro de poco''.

Asimismo, se expresó con entusiasmo sobre una serie de conciertos de Vicente Fernández en Estados Unidos que abrirá como telonera después de su luna de miel, y que antecederá a su propia gira musical en España en el verano.

''¡Imagínate! Estoy con muchas cosas en la cabeza. Pero para mí (cantar con Fernández) será algo grandioso, inolvidable y me va a ayudar a crecer como artista, a darme a conocer un poco más en la comunidad latina de Estados Unidos''.

La menor de tres hermanos (su hermano es hotelero y dueño de restaurantes; su hermana actriz) supo a los tres años de edad que ''cantar era lo mío. Era una convicción y yo seguí a mi corazoncito''.

A los 11 tuvo la oportunidad de presentarse en un programa de televisión del cazatalentos Luis Sanz, ''que descubrió a mi mami'', y eventualmente acompañó como corista a Rocío Durcal en sus giras por España, México y Estados Unidos.

Profesionalmente, dice que son muchas las cosas que aprendió de su madre:

''La mayor es el ser yo misma y disfrutar al público. Ella siempre me decía, 'tú canta con el corazón y ya está'. Y quizás porque lo llevo en la sangre se me ha hecho sencillo, me sale natural, como le salía a ella''.

''Por otro lado me decía que tuviera mucha paciencia, porque es en este negocio de repente las cosas van un poco muy rápido y de repente van muy lento'', agregó. ''Todavía trabajo en lo de la paciencia''.

Rocío Durcal murió el 26 de marzo del 2006 a los 61 años tras una larga batalla contra un cáncer de la matriz.

Sobre el futuro, Shaila afirma que prefiere ''vivir el día a día''. Sin embargo, se imagina ''en algún escenario grande con mucho público, ser reconocida internacionalmente, que gracias a Dios poquito a poco lo estoy consiguiendo''.

Dijo que entre las bondades que heredó de su madre está el afecto de su público, pues ''adonde voy me reciben con tanto amor y cariño... Me apoyan incluso antes de oírme cantar y me hacen retarme a mí misma, y eso siempre se los agradezco''.

Ahora ve
No te pierdas